Close
Una manera distinta de leer...

La Orquesta de Cámara de Bellas Artes ofrecerá concierto inspirada en la teoría de los temperamentos

Un programa musical inspirado en la teoría de los temperamentos, desarrollada por el filósofo y médico Claudio Galeno, nacido en Pérgamo (actual Turquía), en el año 129 d.C., que establecía una relación directa entre los humores en el cuerpo y las inclinaciones emocionales, será interpretado por la Orquesta de Cámara de Bellas Artes (OCBA) bajo la dirección de José Luis Castillo.
La agrupación del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) se presentará el jueves 23 de mayo, a las 20:00 horas, en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, y el domingo 26, al mediodía, en el Conservatorio Nacional de Música, acompañada por el pianista ruso Alexander Pashkov.
El solista interpretará Los cuatro temperamentos, obra para piano y orquesta que el compositor Paul Hindemith realizó a petición de George Balanchine y que posteriormente fue parte de una coreografía para el Ballet Society, institución antecesora del New York City Ballet.
La obra consta de cuatro movimientos. Variación I: Melancólica, Variación II: Sanguínea, Variación III: Flemática y Variación IV: Colérica, los cuales aluden a la existencia de cuatro fluidos corporales: sangre, flema, bilis negra y bilis amarilla, que Galeno estudió y de cuyo equilibrio dependía la salud de las personas. Además, los relacionaba con los cuatro elementos: aire, agua, tierra y fuego.
Es una obra muy especial en el mundo pianístico, señaló Pashkov. “En esta pieza vemos la lucha permanente de Hindemith por conservar la tonalidad, como el concepto más importante en sus composiciones”.
Asimismo, la calificó como “una obra llena de humor, a pesar de que Hindemith no es un compositor demasiado humorístico; en ella se pueden distinguir los distintos temperamentos de una persona”.
Mencionó que esta obra ha sido grabada por grandes músicos, como la pianista rumana Clara Haskil, a quien el mismo Hindemith dirigió, pues le interesaba mucho que sonara como él quería.
El maestro del Conservatorio de las Rosas manifestó su agrado por haber sido invitado por la OCBA para tocar esta obra tan especial y poder presentarse con una de las mejores orquestas del país.
Las otras piezas que tocará la orquesta, alusivas a los temperamentos melancólico, sanguíneo, flemático y colérico, son: Melancolía, Op. 48, de Eduard Nápravnik, compositor checo, cuya carrera se desarrolló en Rusia, y de quien se dice que gracias al rigor que aplicó en todas sus actividades, el Teatro Mariinsky llegó a obtener un nivel de calidad similar al de los mejores teatros de ópera de Europa Occidental.
Asimismo, interpretará Extractos de Drácula, de Wojciech Kilar, cuya partitura ha sido mencionada repetidamente como uno de los aciertos más destacados del filme de Francis Ford Coppola.
De Carlos Chávez se escuchará Zarabanda para cuerdas, de La hija de Cólquide. Esta obra fue un encargo de la Fundación Coolidge de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos a Chávez para el ballet La hija de Cólquide, que fue estrenado por el Ballet de Martha Graham.
Con Finale furioso, del Concerto per corde, Op. 33, de Alberto Ginastera, cuyo estreno se llevó a cabo en 1966 en Caracas por la Orquesta de Filadelfia, dirigida por Eugene Ormandy, en el marco del Tercer Festival Inter-Americano de Música, concluye el concierto de la OCBA.

scroll to top