La Orquesta de Cámara de Bellas Artes cautivó a estudiantes de El Mexicanito

Cultura

La OCBA contigo, programa del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura que desde hace casi 25 años ofrece conciertos gratuitos en escuelas, asilos, hospitales, orfanatos e instituciones que atienden a personas con discapacidad, inició sus conciertos de 2020 ante 60 estudiantes de El Mexicanito-Academia Culmen, institución educativa ubicada en Tlalnepantla, Estado de México.La Orquesta de Cámara de Bellas Artes (OCBA), bajo la batuta de su director artístico Ludwig Carrasco, interpretó Cuarteto virreinal del compositor mexicano Miguel Bernal Jiménez, Allegro en Do mayor de Gaetano Donizetti, Finale del Concierto para cuerdas de Nino Rota, Minueto de las Tres miniaturas del mexicano Gustavo Campa, Allegro maestoso de la Sinfonía de cámara de la pianista y compositora venezolana Teresa Carreño y Allegro vivace de Souvenir de Florencia de Piotr Ilich Chaikovski.
Los estudiantes se mostraron encantados por la visita. “No había tenido oportunidad de estar en un concierto con una orquesta. Que la trajeran hasta aquí se me hizo muy padre. Me gusta mucho este tipo de música; la disfruté bastante”, dijo Luis Alberto, oriundo de León.
“Trataba de imaginar la historia y disfrutar la música, como lo hacían los músicos. Todo estuvo perfecto”, mencionó Joshua, de Puebla. “Fue algo grande, hermoso. No hay otras palabras. Es muy bonito que el narrador cuente la historia y de repente suene la música, pues imaginas todo y te metes en la vida del personaje. Fue perfecto”, refirió Jorge Alejandro, de Valle de Chalco.
Arturo y Alan, dos adolescentes sentados en la primera fila, se balanceaban al ritmo de la música. “Cierro los ojos y trato de ver la historia que acabamos de escuchar”, dijo Arturo.
Actividades inclusivas
Con el propósito de dar a conocer la política inclusiva del INBAL, fortalecer los derechos a la cultura y acercar las actividades artísticas a la población, cada pieza estuvo entrelazada por la narración que realizó Leonardo Mortera, musicólogo y especialista en atención a comunidades vulnerables, además de su exposición sobre los instrumentos de la orquesta y el papel del director.
“Estoy contento en mi primera experiencia al frente de este tipo de conciertos. El público que tenemos es un grupo de jóvenes que no han tenido una vida fácil. Compartir algo de lo que a nosotros nos apasiona siempre es grato”, comentó Ludwig Carrasco y agregó que, como músico, “uno estudia la obra y la toca porque le gusta, pero el relato que hizo Mortera permitió que la música cobrara otra dimensión y los escuchas imaginen muchas cosas y disfruten aún más.
“Estos conciertos son muy valiosos. Son de los proyectos más hermosos que tiene esta orquesta”, afirmó el director artístico de la OCBA, y añadió que para él fue grato realizar este exitoso concierto que les permite acercarse a grupos sociales que no tienen acceso a la música y, en algunos casos, están desfavorecidos. “Esperamos que los siguientes -conciertos- también sean experiencias enriquecedoras para todos”.
Por su parte, Leonardo Mortera manifestó su alegría de estar ante un público maravilloso: “Son niños serios y respetuosos”. Refirió que de acuerdo con cada tipo de público elige la historia que contará, “si son niñas y niños pequeños, adultos mayores o, en este caso, jóvenes”.
La historia giró en torno a una jovencita que en vacaciones acostumbra acudir a un pueblo. Al principio recordó sus juegos infantiles, después se presentó en un baile y conoció a un joven pintor de quien se enamoró. Los pequeños fragmentos de la narración antecedieron a las piezas, por lo que al escucharlas era posible imaginar diferentes escenas.
Nunca habíamos tenido un concierto en nuestras instalaciones
El director de la Academia Culmen, Israel Martínez, comentó que fue una gran oportunidad que los buscara la OCBA: “Fue algo inesperado. Nunca habíamos tenido un concierto en nuestras instalaciones. Una vez, fuimos a un ensayo de la Orquesta Sinfónica Nacional en el Palacio de Bellas Artes, pero nada más fueron 15 alumnos. Ahora los tenemos reunidos a todos. Es un día que estoy seguro no olvidarán”.
La Academia Culmen, actualmente atiende a 60 varones a nivel preparatoria de 12 estados de la República, entre los cuales están Yucatán, Chiapas, Nuevo León, Coahuila Guanajuato, Puebla, Guerrero y Estado de México.
“Son chicos talentosos que han ganado una beca para estudiar la preparatoria en un programa de excelencia, después de una ardua selección de seis meses. Tratamos que tengan experiencias que les abran los horizontes, y ésta es una de las mejores que hemos podido ofrecer”, afirmó el director de la institución.