Principal Cultura La ópera infantil Chip y su perro abrirá el ciclo La ópera...

La ópera infantil Chip y su perro abrirá el ciclo La ópera es puro cuento… y el ballet también

220
Compartir

Una obra divertida y moderna que pondera los valores de la amistad y el apego a los seres queridos es Chip y su perro, montaje escénico que interpretarán solistas y el Coro de niños de la Schola Cantorum de México, el sábado 14 y domingo 15 de julio, en el Teatro de las Artes del Centro Nacional de las Artes (Cenart).

La puesta con la que dará inicio el ciclo La ópera es puro cuento… y el ballet también, es una adaptación de Alfredo Mendoza a la historia creada en su totalidad para niños por el compositor italo-estadounidense Gian Carlo Menotti (1911-2017).

Alfredo Mendoza, director artístico y vocal de la puesta, adelantó en entrevista que en esta versión escénica de Luis Martin Solís se conserva lo esencial de la obra. Será interpretada en español por 25 artistas: dos solistas y un coro integrado por niños y jóvenes mujeres sopranos y contraltos.

La historia narra las desventuras de Chip (Rómulo Alejandro Lafayette), un fabricante de instrumentos musicales que se encuentra en la ruina, cuya única salvación para no morir de hambre es entregar a su perro, quien por su inteligencia y carisma se ha convertido en la obsesión de una princesa, que al final descubre el valor de la amistad.

En el desarrollo de la historia, la joven voluntariosa ordena llevar al perro a la corte para su divertimento, la ahora ex mascota de Chip extraña su anterior casa, a su amo y desobedece órdenes. A punto de recibir un castigo, aparece su dueño para defender a quien considera su mejor amigo.

Chip y su perro fue creada por Gian Carlo Menotti para un coro infantil, al respecto, Alfredo Mendoza explica que la intención del compositor no fue hacer algo excesivamente fácil, sino algo al alcance de las tesituras de un coro de niños.

“Este es un espectáculo con un atractivo melódico y armónico instrumental que fluye alegremente por 40 minutos por lo que al público se le irá como agua. Escuchará música agradable, verá buenas actuaciones. Lo que nos hace falta es quitarle al género de la ópera la connotación de que es algo ajeno o difícil de seguir”.

Agregó que en el montaje se ha trabajado en que la dicción de los intérpretes sea muy buena. “El tema de la obra es muy emotivo, entre veras y burlas se hace alusiones a la sociedad de consumo, a las personas que compra siguiendo modas”.

Explicó que la figura del perro es el punto de enlace entre las historias de Chip y la princesa perteneciente a una clase ociosa que no tiene qué hacer. “La princesa está mal de humor porque nada le parece divertido por lo que tiene a sus lacayos volcados en buscarle entretenimiento”.

En opinión del director, la obra puede ser de interés no sólo para los infantes sino también para adolescentes, jóvenes y adultos. “Creemos la obra puede disfrutarse por un público amplio, dado que hay mucha ironía y discretas alusiones a ciertos personajes conocidos de películas y series de televisión, lo que es muy llamativo”.

Apuntó que la puesta, que no se ubica en una época específica, por un lado, resalta los valores de la amistad y el apego a los seres queridos pero por otro muestra el abuso del poder y el servilismo de manera simpática y graciosa, por lo que hay una crítica social a esta gente que tiene todo y no es feliz del todo.

Alfredo Mendoza se congratuló de que en el Cenart continúe programando el ciclo de La ópera es puro cuento… y el ballet también, e indicó que una de las inquietudes de las compañías o grupos que presentan sus montajes es que los niños y jóvenes que asistan como espectadores se interesen por cantar.

“El canto ha sufrido un menoscabo en las últimas décadas en el ámbito escolar y a veces resulta muy ajeno a la gente que, muchas de las veces, sólo tiene referencia a lo comercial. En el ciclo verán un tipo de canto agradable, accesible, solemne y que les puede interesar para aprender, eso sería un premio muy grande para todos nosotros”.

La obra adaptada y coordinada en la parte musical por Alfredo Mendoza fue estrenada en el año 2008 en el Teatro de la Ciudad. Indicó que en este 2018 se cuenta con la participación de Rodrigo Cadet como director concertador, “quien está haciendo un gran trabajo con el ensamble instrumental integrado de siete instrumentos de cuerdas, una flauta, un fagot, y el piano”, puntualizó el director general.

Chip y su perro, escrita en 1979 por encargo del Canadian Children’s Opera Chorus, estará en cartelera el sábado 14 y domingo 15 de julio a las 12:00 y 14:00 horas, en el Teatro de las Artes del Cenart.

La programación de La ópera es puro cuento… y el ballet también, se complementará con los estrenos mundiales del ballet Rey y Rey, por la Compañía Nacional de Danza, la ópera Simbad, de la Compañía ópera Irreverente; el estreno en México de El niño y la noche, y la puesta El día que María perdió la voz.

Rey y Rey, basado en el libro homónimo de las escritoras holandesas Linda De Haan y Stern Nijland, cuenta la historia de una reina que decide dejar el mando y le exige a su hijo, el príncipe, que se case para que pueda ser coronado rey.

Al joven príncipe le son presentadas varias princesas sin que ninguna de ellas logre despertar su interés, una de candidatas va acompañada de su hermano, quien llama la atención del príncipe, ambos se enamoran y se casan, convirtiéndose en Rey y Rey.

Para esta obra se trabajó con compositores clásicos como Chopin, Rossini, Vivaldi, Mozart, Prokofiev, Tchaikovsky, Rimsky Korsakov, Ravel y Pärt, que serán interpretados a capella por el coro EnHarmonia Vocallis, dirigido por Fernando Menéndez.

La puesta con el concepto y coreografía de Demis Volpi, estará en temporada del 27 de julio al 5 de agosto. El viernes 27 de julio a las 18:00 horas. El 3 de agosto a las 16:00 y 18:00 horas. Los sábados 28 de julio y 4 de agosto, y los domingos 29 de julio y 5 de agosto, se darán dos funciones a las 12:00 y 14:00 horas.

El sábado 11 y domingo 12 de agosto, le tocará el turno a la Compañía Ópera Irreverente que estrenará la ópera de sombras Simbad, con música y libreto de Luis Felipe Losada y Mauricio Jiménez Quinto (Los Socios del Ocio), dramaturgia de Bárbara Perrín y Valerio Vázquez Bárcena, dirección escénica de Valerio Vázquez Bárcena y la dirección musical de Emiliano González de León.

La puesta El niño y la noche, de la Compañía MUSIVE A. C, narra cómo Víctor le promete a su hermana traer la luz del día para curar a su madre enferma. En su travesía encuentra a la Reina de la noche, quién desea obtener las lágrimas del niño para conservar su belleza y juventud. Sorteando con éxito trampas y acertijos, el pequeño regresa a casa y su madre recupera la salud.

La historia creada por Franck Villard, con libreto de Olivier Balazuc, se presentará el sábado 18 y domingo 19 de agosto, a las 12:00 y 14:00 horas.

El día que María perdió la voz, obra de Marcela Rodríguez con libreto de Javier Peñaloza, cerrará el ciclo La ópera es puro cuento… y el ballet también, escenificándose el sábado 25 y domingo 26 de agosto.

La ópera cuenta cómo a María le gusta hablar de todo y con todos; con los amigos de sus padres, con desconocidos y con las piedras. Un día a María le cae una caja de cereal en la cabeza y cuando quiere hablar, no le es posible, su voz desapareció. Con el propósito de recuperar la voz de la protagonista, la familia se embarca en una aventura entre médicos, brujos y robots parlanchines.

La puesta bajo la dirección de Jesusa Rodríguez y la dirección musical de Rodrigo Cadet, contará con la participación del Coro de Niños Cantores del Centro Histórico, dirigido por Renata Rueda.

Todas las funciones de La ópera es puro cuento… y el ballet también, se llevarán a cabo en el Teatro de las Artes del Centro Nacional de las Artes (Cenart), ubicado en Río Churubusco 79, esquina Calzada de Tlalpan. Localidades: $80. Descuento de 50 por ciento a menores de 12 años.

Más información visite: www.cenart.gob.mx.