La nueva subestación de alta tensión Metro Energía beneficia la movilidad de más de un millón 636 mil usuarios al día

Metrópoli
  • Desde marzo pasado, la nueva SEAT es una realidad que permitió abatir la obsolescencia en el suministro de energía eléctrica.

A 10 meses de concluir la migración de circuitos eléctricos, Metro-Energía, la subestación eléctrica de alta tensión más grande y moderna de México, opera con regularidad en el suministro de electricidad a las Líneas 1, 2 y 3.

En el tramo en operación, Pantitlán-Isabel la Católica, actualmente se realizan alrededor de 325 mil viajes; en tanto que en la Línea 2, 683 mil y en la Línea 3, 636 mil 500. Es decir, que en total 1 millón 644 mil 500 usuarios diarios son beneficiados con un suministro de energía eléctrico de mayor eficiencia y confiabilidad.

Metro-Energía tuvo una inversión de 4,500 millones de pesos, lo cual permitió abatir la obsolescencia en los equipos de distribución eléctrica hacia las Líneas más importantes de la red, como son la 1, 2 y 3.

Esta nueva SEAT tiene la capacidad suficiente para abastecer de fluido energético a ciudades como Jalapa, Mazatlán, Villa Hermosa y Hermosillo y está basada en altos estándares tecnológicos, de punta a nivel mundial.

Desde su puesta en funcionamiento, el sistema de alimentación eléctrico del organismo es más seguro porque se encuentra conectado a través de dos subestaciones de la CFE, la subestación Jamaica y la subestación Kilómetro Cero.

Metro-Energía dispone de un nuevo sistema con la tecnología más moderna y redundante en la alimentación de energía, lo cual brinda una absoluta confiabilidad con un uso más eficiente de energía para tres de las principales Líneas de la red y garantiza el suministro eléctrico para los próximos 50 años, así como la transferencia tecnológica hacia los actuales trabajadores del organismo.

La subestación eléctrica de alta tensión abarca una superficie de 380 metros cuadrados y funciona como nodo receptor de la energía proveniente de la Red Nacional de Transmisión, bajo el ordenamiento de la CFE.

Para poder maniobrar Metro-Energía, coordinadores, supervisores y técnicos de operaciones eléctricas del Metro tuvieron que cumplir con la certificación normativa que brindó el Centro Nacional de Control de Energía (CENACE), con el objetivo especializar al personal para manejar las altas tensiones eléctricas.

La modernización del suministro eléctrico consta de varios sistemas, entre ellos cuatro transformadores nuevos que disminuyen el nivel de voltaje de 230 kvs a 15 kvs, que son los que requiere el Metro para su funcionamiento.

En un segundo, de cuatro niveles, del nuevo complejo de la subestación eléctrica, se encuentra la subestación encapsulada en hexafluoruro de azufre y diversos tableros e interruptores de potencia.

El tercer gran componente es el Centro Control de Energía de las Líneas 1,2 y 3, en el cual se alberga el Sistema Scada de monitoreo remoto, así como los tableros de control y medición.