Principal Cultura La maestra Nieves Paniagua, destacada exponente de la danza folclórica en México

La maestra Nieves Paniagua, destacada exponente de la danza folclórica en México

48
Compartir

La coreógrafa, bailarina y maestra Nieves Paniagua cumplirá 86 años el 20 de enero. Gran parte de su vida lo ha dedicado a promover la danza folclórica a través de la interpretación, docencia y creación de una de las agrupaciones más destacadas del género: la Compañía Nacional de Danza Folklórica (CNDF), la cual ha realizado una importante labor para difundir los bailes tradicionales de México.

Nieves Paniagua nació en la Ciudad de México el 20 de enero de 1934.  Estudió la carrera de maestra normalista e ingresó a la Academia de la Danza Mexicana en 1952. Entre los maestros que le impartieron clases se encuentran Marcelo Torreblanca, Amado López, Rodolfo Arana, Ana Mérida, Guillermina Bravo, Elena Jordán, Anna Sokolow, Waldeen, José Limón y Xavier Francis.

“Soñaba con ser maestra de baile desde muy chiquita como lo hace cualquier niño. Mi desarrollo fue de los más afortunados porque siempre llegué con maestros muy buenos, excelentes, con una gran experiencia y que, aprovechando mi tipo físico y las cualidades que tenía para la danza, siempre me dieron la oportunidad de bailar con intérpretes más avanzados que yo”, aseveró Nieves Paniagua en la serie Perfiles de la danza, producida por la Coordinación Nacional de Danza del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL).

Desde 1955, Paniagua se desempeñó como bailarina destacada en diversos ballets, como el de Bellas Artes, el Nacional de México, el Popular de México y el Folklórico de México, con los que se presentó en Estados Unidos, Caribe, Centro y Sudamérica. Fue maestra de la Escuela de Iniciación Artística núm. 1 del INBAL, de 1967 a 1968. En 1970 participó como jurado en los Concursos Regionales y Nacionales de Danza organizados por el Instituto.

Con el INBAL ha colaborado “en importantes proyectos sobre temas de danza, tanto a corto como a largo plazos, que han servido de base para la realización de actividades y creación de dependencias. Por ejemplo, formó parte del equipo de especialistas que reestructuró la enseñanza profesional de la danza en México, que dio como resultado el surgimiento del Sistema Nacional para la Enseñanza Profesional de la Danza en 1979, escribió la investigadora Patricia Salas en el cuaderno 25 de Una vida en la danza del Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información de la Danza José Limón.

De 1969 a 1972 ocupó la dirección de la Academia de la Danza Mexicana, y en 1979 fue nombrada directora de la Escuela Nacional de Danza Folklórica del Sistema Nacional para la Enseñanza Profesional de la Danza.  En 1975 creó la CNDF –originalmente con el nombre de Ballet Folklórico de la Dirección General de Educación Tecnológica Industrial–, agrupación con la que se ha presentado en el Palacio de Bellas Artes, el interior de la República Mexicana y el extranjero.

La CNDF cuenta “con muchos frutos de egresados que ahora viven de la danza folclórica y que se han convertido en maestros o han creado sus propios ensambles. En este tiempo hemos realizado una labor muy importante para difundir las costumbres y tradiciones de nuestro país, con un trabajo constante”, comentó la maestra Paniagua en una entrevista para el INBAL.

Asimismo, ha recibido importantes reconocimientos en México y Francia. “Brillante estudiante, perfeccionista, sensible y expresiva bailarina; exigente y comprensiva maestra; segura y propositiva coreógrafa; organizada, inteligente y diplomática, son algunas de las cualidades y características que conforman a esta personalidad de la danza”, refirió Patricia Salas.