Principal Deporte La lucha por volver a ser

La lucha por volver a ser

36
Compartir

El Campo Argentino de Polo también se volvió una tarde un escenario más de los Juegos de la Juventud Buenos Aires 2018, con una exhibición maravillosa: 28 jóvenes atletas de 12 países realizaron una muestra que dejó a la audiencia con ansias de más.

“El polo forma parte del programa de showcasing en el cual invita a dos federaciones internacionales, en este caso fue la federación internacional de polo y la federación internacional de squash, entre otras tantas definieron por distintas circunstancias que ellas dos participen del juego olímpico, no en formato de competencia sino en formato de exhibición”, aseguró Juan De Arma, el manager de este deporte para el evento de Buenos Aires 2018.

Argentina, Chile, Colombia, Estados Unidos, Italia, Emiratos Árabes Unidos, Inglaterra, Australia y Escocia fueron algunos de los países representados en esta exhibición organizada por la Federación de Polo Internacional. “Lo que se hizo fue presentar el deporte ante la sociedad de una manera no competitiva, con chicos entre 15 y 18 años -que es la edad de YOG- para poder llevar adelante una demostración de lo que se trata este deporte”, le explicaron a buenosaires2018.com.

El objetivo es volver a formar parte del programa olímpico y por eso se aprovechó este día de sol en una jornada que contó con todo el ambiente del polo mundial y miembros COI, entre ellos Gerardo Werthein, presidente del Comité Olímpico Argentino.

Además, en el programa de iniciación deportiva participaron casi 400 chicos de escuelas publicas y privadas del distrito para poder llevar adelante una activación completa. Los chicos fueron y participaron de la iniciación deportiva y se quedaron a ver el showcasing de polo.

El polo marcó un hito histórico para Argentina cuando en 1924 logró la primera medalla de oro de su historia, presea que luego repitió en Berlin 1936.

“Queremos agradecer el apoyo del Comité Olímpico Argentino para que el polo vuelva a ser un deporte olímpico”, destacó Eduardo Novillo Astrada, Presidente de la Asociación Argentina de Polo.

En el 36, en los juegos de Berlin, Argentina ganó la medalla de oro y le regalaron un roble que fue plantado en el Campo Argentino de Polo y fue el lugar emblemático donde se dio inicio a una jornada muy especial para el polo y el mundo olímpico.