Javier Bárcenas
La diputada de Morena, Dolores Padierna informó a través de su cuenta de Twitter, que ya inició el proceso para que en esta legislatura se pueda aprobar una iniciativa que denominó “la hora de la justicia laboral”, para acabar con los sindicatos que protegen a los patrones a través de sus contratos colectivos de trabajo.
La decisión de acabar con los contratos de protección significará una verdadera trasformación de fondo en el mundo laboral mexicano, los líderes sindicales a los que los trabajadores ni los conocen, y que han hecho fortunas con la venta de contratos a las empresas, verán el fin de sus negocios.
En un video de su cuenta @Dolores_PL, la secretaría de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados pone de manifiesto que en los primeros días de este año, el grupo parlamentario de Morena introdujo una iniciativa de reforma a la Ley Federal del Trabajo con la finalidad de hacer realidad cambios constitucionales y donde se plantea cumplir con las obligaciones establecidas en el texto del nuevo T-MEC
Señala que actualmente, tres cuartas partes de los contratos colectivos de trabajo son de protección, es decir, no sirven para mejorar las condiciones laborales de los trabajadores.
“Hacer realidad esta trascendente reforma entraña numerosos retos porque los rezagos son enormes. Por ejemplo: los juicios laborales pendientes en el ámbito federal son el doble que los litigios penales, civiles, mercantiles y familiares. En números gruesos: 200 mil contra 400 mil”.
La legisladora llamó “la hora de la justicia Laboral llegó”. Cuando estuvieron en el poder los gobiernos de las derechas, mantuvieron un modelo de justicia laboral que favoreció la existencia de sindicatos falsos de los llamados de protección patronera.
Menciona que en febrero de 2017 entró en vigor la reforma laboral en materia de justicia laboral enfocada a poner fin a los llamados de sindicatos de protección, la creación de tribunales laborales y privilegiar la conciliación en la solución de las controversias laborales.
Refiere que Morena presentó ya la iniciativa de reforma a la Ley Federal de Trabajo con la finalidad de hacer realidad esos cambios constitucionales, ésta trascendente reforma, entraña numerosos retos porque los rezagos son enormes.