La Escuela Nacional de Danza Nellie y Gloria Campobello, espacio trascendente para la creación y la producción

Cultura
  • Con 70 docentes y 170 estudiantes en la actualidad, ha implementado programas de formación de alta especialización en la materia 

La Escuela Nacional de Danza Nellie y Gloria Campobello del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Inbal) es un referente de la institucionalización de la disciplina a nivel profesional en México y un espacio trascendente para la educación, la creación, la producción, la investigación, la gestión y la difusión de la materia en el país.

La Secretaría de Cultura del Gobierno de México y el Inbal celebran este 15 de mayo el 90 aniversario de esta escuela formadora de bailarinas y bailarines profesionales y docentes de la danza. Su historia se traduce en una aportación sustancial a la cultura y al arte de nuestro país. Se trata de la institución educativa oficial más antigua en esta disciplina.

Con 70 docentes y 170 estudiantes en la actualidad, la escuela dependiente de la Subdirección General de Educación e Investigación Artísticas (SGEIA) del Inbal ha implementado programas de formación profesional de alta especialización dancística. Se ha caracterizado por reconocer las necesidades educativas ante un contexto social y laboral cambiantes, por lo cual diseñó el primer posgrado con la especialidad en Estudios del Movimiento y la maestría en Desarrollo de Proyectos Inclusivos en Artes.

En 1932, la Secretaría de Educación Pública, a través del Departamento de Bellas Artes, consolidó el proyecto de Educación Dancística con la Escuela de Danza, bajo la dirección del profesor y artista visual Carlos Mérida, quien integró a su equipo a personalidades como Nellie y Gloria Campobello, Linda Costa, Xenia Zarina e Hipólito Zybin.

Francisco Domínguez, director de la institución académica 1935 a 1936, diseñó un nuevo plan de estudios que buscaba formar docentes de danza, bailarines y bailarinas ejecutantes y solistas con preparación técnica. De 1937 a 1938 al frente de la escuela, la profesora, coreógrafa, bailarina y escritora Nellie Campobello orientó los estudios a la formación en docencia, la cual sigue vigente. En 1938 se convirtió en Escuela Nacional de Danza.

En 1984 fue reestructurado el plan de trabajo, y en 1992, con motivo de su 60 aniversario, cambió su nombre a Escuela Nacional de Danza Nellie y Gloria Campobello. En la siguiente década fue desarrollado el Plan de Estudios de Educación Dancística para Niveles Básicos y el Profesional con tres especialidades: Danza Contemporánea, Española y Folclórica, para favorecer la especialización y permitir la creación de programas y servicios no sólo para la comunidad estudiantil y docente, sino también para el público en general.

El Departamento de Investigación Educativa consolidó en 2002 la coordinación de las prácticas educativas y el programa de evaluación y seguimiento docente. Actualmente, tres proyectos académicos siguen nutriendo la formación de estudiantes: Prácticas Educativas, Grupos con Habilidades Mixtas y Laboratorio Docente, todos ellos con un importante compromiso social.