Principal Cultura La Escuela de Laudería cumple 32 años en la formación de constructores...

La Escuela de Laudería cumple 32 años en la formación de constructores y restauradores de instrumentos de cuerda frotada

31
Compartir

La Escuela de Laudería (EL) del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) cumplirá 32 años este 9 de octubre, dedicada a la formación de lauderos con nivel de licenciatura, en la que adquieren los conocimientos necesarios para construir y restaurar instrumentos musicales de cuerda frotada (violines, violas, violonchelos), a partir de la aplicación de las técnicas tradicionales de laudería, los conocimientos históricos y musicales, y los métodos científicos actuales.
El primer antecedente de la EL data de 1954, cuando se creó en la Ciudad de México la Escuela Nacional de Laudería, ubicada en los salones de la Escuela de Artes y Oficios en la Ciudadela, actual Biblioteca José Vasconcelos, bajo la dirección del laudero italiano Luigi Lanaro, quien al abandonar el proyecto la institución tuvo que cerrar sus puertas en 1975.
En 1985, el maestro laudero Luthfi Becker Anz, de origen francés, ofreció un curso de laudería en el Conservatorio Nacional de Música, a partir del cual se observó la necesidad de crear la licenciatura en dicha disciplina, instaurada por el entonces subdirector general del Instituto Nacional de Bellas Artes, Jaime Labastida, el 9 octubre de 1987.
La licenciatura que se cursa en cinco años adquirió́ el reconocimiento oficial de la Secretaría de Educación Pública el 20 de julio de 1987, con el maestro Becker Anz como fundador y director. El plan de estudios, con materias prácticas y teóricas, dota al egresado de una formación multidisciplinaria para su desarrollo profesional en los ámbitos nacional e internacional, y coadyuvar en la conservación de instrumentos musicales antiguos y de factura reciente que son parte del patrimonio cultural.
Única en su género en América Latina, la Escuela de Laudería se ubicó en sus primeros años en la calle de Colima en la colonia Condesa. Posteriormente, como parte del proceso de descentralización y por invitación del gobierno de Querétaro se trasladó́ en 1992 a la ciudad de Santiago de Querétaro. Su primer domicilio fue provisionalmente el Centro Cultural Casa del Faldón y en 1996 se mudó́ a las calles Pasteur y Morelos. Desde 2005 su sede se encuentra en la calle de Hidalgo núm. 20, en el Centro Histórico.
En el año 2000, Gerardo Estrada, director general del INBAL, dio posesión como directora interina de la Escuela de Laudería a la maestra Laura Gabriela Corvera Galván, quien fue reelegida mediante los procesos de auscultación para la designación de director. Durante su gestión se le dio proyección internacional a la escuela, a través de los concursos internacionales de laudería organizados en 2001, 2003, 2005 y 2008.
Posteriormente, asumieron la dirección los maestros Josefina Rodríguez Garza, de 2010 a 2011, y Luis Gilberto Lavalle Guillén, de 2011 a 2015. Actualmente la dirección se encuentra a cargo del laudero Jorge Alejandro Díaz Martínez, quien recientemente viajó a Argentina para gestionar la colaboración con la carrera de Luthería de la Universidad Nacional de Tucumán, además de impartir un taller de barnices al aceite y ser jurado en el 5to. Concurso Internacional de Luthería.
La difusión y promoción de las actividades y servicios de la Escuela de Laudería ha sido una de las tareas sustantivas para establecer contacto con la comunidad. Además, la escuela ha sido eco de diversas manifestaciones artísticas y culturales locales, nacionales e internacionales. Algunas de las tareas destacadas en este rubro son: la Bienal Internacional de Laudería, en la que han participado los jóvenes egresados de esta institución del INBAL.
Desde 2002, la EL y la presidencia municipal de San Joaquín, Querétaro, convocan cada año al Concurso Nacional de Violín, interpretación del Huapango Huasteco, en el marco del Concurso Nacional de Baile de Huapango Huasteco; además de participar en el Festival de Música de Cámara de San Migue Allende, Guanajuato, y en exposiciones sobre el arte de la construcción de instrumentos musicales de cuerda frotada.
Los docentes y alumnos de la EL-INBAL han destacado en programas de educación artística, como el Premio Nacional de Educación Artística; los de Fomento a Proyectos y Coinversiones Culturales, de Estímulos a la Creación y Desarrollo Artístico del estado de Querétaro, y de Apoyo a la Producción Artística Apoyarte; han participado en la primera convocatoria BecArte ciclo 2011-2012, y como parte de su memoria acústica han realizado dos grabaciones con instrumentos que son parte de su patrimonio.