A pesar de los avances, todavía cientos de millones de niños y niñas están fuera de la escuela. En el Día Internacional de la Educación, la ONU y sus agencias piden un esfuerzo mundial más sólido y coordinado para asegurar el futuro y el desarrollo del planeta, y para solucionar la actual “crisis de aprendizaje” en temas tan importantes como el cambio climático.

Alrededor de 265 millones de niños y adolescentes alrededor del mundo no tienen la oportunidad de entrar a la escuela y graduarse, mientras que unos 617 millones de pequeños y adolescentes no pueden leer ni hacer matemática básica, alertó la UNESCO en el Día Internacional de la Educación.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, recordó que la educación es un derecho humano, un bien público y una responsabilidad pública, y agregó que aún así, menos del 40% de las niñas en África Subsahariana termina la secundaria, y unos cuatro millones de niños refugiados no pueden asistir a la escuela.

“Estas cifras son una plaga en el progreso que hemos logrado y los gobiernos de todo el mundo tendrían que prestar más atención y generar las alianzas necesarias para garantizar el acceso a una educación primaria y secundaria gratuita y de calidad, así como a una educación profesional y técnica asequible e inclusiva”, dijo el presidente de la Asamblea General, Tijjani Muhammad-Bande, durante un evento para conmemorar el día.

El diplomático nigeriano aseguró que a medida que comienza la Década de Acción para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, es normal que el mensaje de este año en el Día Internacional esté centrado en alinear las políticas de educación inclusiva de calidad con la Agenda 2030.

“La educación mejora las capacidades de pensamiento analítico, inventivo y crítico de los seres humanos y, en el proceso, acelera los logros tecnológicos y el crecimiento económico de cada nación. Cuando una sociedad permanece perpetuamente subdesarrollada, debe, entre otras cosas, reevaluar su sistema educativo. Si el sistema es disfuncional o no facilita la adquisición de los conocimientos y habilidades pertinentes, la economía, en el mejor de los casos, se estancará y, en el peor, colapsará”, apuntó.

Muhammad-Bande afirmó que el mundo ha progresado en alfabetización básica, pero no ha alcanzado una etapa en la que pueda equiparar con confianza la inscripción escolar (o incluso la asistencia) con la adquisición de conocimientos y habilidades atesoradas.

“Claramente, en la medida en que haya una brecha significativa entre la inscripción y la adquisición de conocimientos y habilidades, podríamos hablar legítimamente de una «crisis de aprendizaje», declaró.

El presidente de la Asamblea General, quien es un experimentado académico, sostuvo que se debe hacer todo lo posible para garantizar que los sistemas educativos respondan correctamente para solucionar la crisis en el aprendizaje y elevar los estándares y la calidad de la educación en todo el mundo.

La educación, un recurso invaluable

Por su parte, la directora de la UNESCO, Audrey Azoulay, dijo que este Día Internacional es la ocasión para celebrar la poderosa influencia de la educación para apoyar las “cuatro P” de las que depende nuestro futuro:

“Acción para las personas, para la prosperidad, para el planeta y para la paz. Este día brinda la oportunidad de recordar que la educación es un recurso valioso para la humanidad”, señaló en su mensaje oficial para el Día.

Para Azoulay, tomar medidas para la educación también significa tomar medidas para la prosperidad, porque la educación es la mejor inversión para el futuro.

“La educación es, a medio y largo plazo, el medio más eficaz para reducir la pobreza y la desigualdad y fomentar la inclusión social”, aseveró.

Educación para el cambio climático

Para la jefa de la UNESCO la educación también proporciona soluciones clave para un planeta amenazado por un desequilibrio climático cuyas consecuencias se vuelven más evidentes con cada día que pasa.

“Solo la educación tiene el poder de cambiar de manera sostenible el comportamiento de las sociedades, como lo exige el desafío del calentamiento global.”

UNESCO ha pedido a todos sus Estados miembros que incorporen la educación ambiental en sus planes de estudio, desde la guardería hasta la universidad.

“Compartiremos nuestra experiencia con los Estados para alcanzar este objetivo. Finalmente, la educación es la piedra angular de la paz. La educación es una apertura a los demás, un camino de inteligencia que conduce a la comprensión intercultural, a la reconciliación, al compañerismo”, dijo.

Azoulay añadió que es necesario, ahora más que nunca, movilizarse, por lo que la UNESCO, con motivo del Día Internacional de la Educación, está emitiendo un llamado a la acción por la educación.

“Autoridades políticas de alto nivel y ciudadanos, Estados y asociaciones, docentes y padres de estudiantes: todos, a su manera, tienen un papel que desempeñar para hacer realidad el derecho a la educación para todos. Es nuestra responsabilidad con las generaciones futuras.”

Mayor coordinación para mejores resultados

El Secretario General de la ONU, por suparte, advirtió a comienzos de esta semana que los países y las Naciones Unidas no están haciendo lo suficiente en materia de educación.

“Está claro que estamos mucho mejor organizados para los temas de salud que para los de educación, tenemos que coordinar mejor todas las iniciativas que hay en el terreno, así como comunicarnos mejor en el sistema de la ONU, con UNESCO, UNICEF y otras agencias, para así lograr una mejor estrategia común”, enfatizó.

Para António Guterres, es una prioridad la educación de las niñas para crear condiciones para el desarrollo,la paz y la seguridad.

“Haremos todo lo que esté en nuestras manos para lograr ese fin”, puntualizó.

Un llamado a la acción

La vicesecretaria general, Amina Mohammed, coincidió en que el Día Internacional de la Educación debe ser un llamado a la acción.

“Tenemos un deber con los millones de niños y adolescentes para quienes la escuela sigue siendo una promesa vacía. Tenemos un deber con los millones de mujeres y hombres que no pueden alcanzar todo su potencial. Tenemos el deber de intensificar nuestros esfuerzos, para que la educación de calidad para todos ya no sea una meta para el mañana, sino una realidad”, subrayó durante el evento para conmemorar la fecha.