Principal Internacional La economía de América Latina continúa estancada y las perspectivas apuntan a...

La economía de América Latina continúa estancada y las perspectivas apuntan a un bajo crecimiento

66
Compartir

El estancamiento obedece no solamente a la desaceleración del volumen de comercio de forma pronunciada, sino también a la baja los precios de las materias primas que exportan muchos de los países de la región.

Las proyecciones de crecimiento económico en los países de América Latina y el Caribe que publicó este lunes la Comisión regional de las Naciones Unidas prevén un aumento casi nulo durante este año y solamente apuntan a un leve repunte para el 2020.

El organismo de la ONU revisó a la baja las perspectivas económicas para América Latina y el Caribe durante este año, que apuntan a un modesto crecimiento medio del 0,1% del Producto Interior Bruto, y, a su vez, estima un ligero repunte del 1,4% para el año venidero.

De cumplirse estos pronósticos, la economía de la región continuaría estancada en una situación de bajo crecimiento por séptimo año consecutivo, una coyuntura que al mismo tiempo provoca un “deterioro” de los niveles de ingresos medios per cápita. Igualmente, el PIB per cápita regional entre 2014 y 2019 disminuiría en un 4%, lo que implica un descenso medio anual de un -0,8%.

América del Sur, Central y México

Durante este año las economías de América del Sur, especializadas en la producción de bienes primarios, especialmente petróleo, minerales, y alimentos caerían un -0,2%, sufriendo así el primer descenso desde 2016. Sin embargo, se espera que el crecimiento medio para esta subregión en el año 2020 sea de 1,3%.

Por el contrario, la economía en los países de América Central y México se expandiría de media un 0,7% este año y un 1,6% el venidero; no obstante, el organismo destaca que son unas cifras que suponen una “reducción respecto de la tasa media de crecimiento observada desde 2014 en esta subregión”.

El Caribe de habla inglesa u holandesa crecería una media de 1,5% en 2019, y la tasa esperada para 2020 es de 5,7%.  Según la CEPAL, este destacado aumento vendría asociado al inicio de la producción petrolífera en Guyana.

Asimismo, la comisión regional de las Naciones Unidas señaló que, “la dinámica de la actividad económica en América Latina y el Caribe se da en un contexto en que la economía global ha disminuido su contribución al crecimiento de la región en 2019, situación que muy probablemente se mantendrá para el próximo año”.

Del mismo modo, resalta que no solamente el volumen de comercio y las actividades globales se desaceleraron de forma pronunciada, sino que también se han visto afectados a la baja los precios de las materias primas que exportan muchos de los países de la región.

Finalmente, advirtió que “ante este contexto externo caracterizado por tensiones comerciales y alta incertidumbre, se agravan las dificultades que en materia de inserción al comercio y producción internacional suelen exhibir las economías de la región”.