Principal Internacional La donación voluntaria aporta menos de la mitad de los suministros de...

La donación voluntaria aporta menos de la mitad de los suministros de sangre en América Latina

92
Compartir

En el Día Mundial del Donante de Sangre, la Organización Panamericana de la Salud reconoció los avances de la región en cuanto a la disponibilidad de sangre para transfusiones y exhortó a los países a fortalecer sus sistemas de donación voluntaria para cubrir la totalidad de los suministros.

La donación voluntaria y no remunerada de sangre en América Latina y el Caribe suma menos de la mitad de todos los suministros pese a que la región ha logrado adelantos trascendentales para mejorar la seguridad y disponibilidad para las transfusiones.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) indicó este viernes que las donaciones voluntarias aumentaron un 13% entre 2015 y 2017, para sumar 10,5 millones de unidades; sin embargo, subrayó la urgencia de reforzar los sistemas de aportación voluntaria no remunerada para cubrir el 100% de los suministros recomendados como suficientes y seguros.

En el Día Mundial del Donante de Sangre, la OPS recordó que la donación voluntaria y no remunerada es la mejor manera de garantizar el acceso universal a un suministro suficiente de sangre segura para las transfusiones.

El lema de la jornada este año, “Sangre segura para todos”, enfatiza la importancia de los suministros oportunos, seguros y de calidad de sangre y de sus componentes para avanzar hacia la salud universal y los sistemas sanitarios eficaces.

Disparidades

La OPS encomió los esfuerzos de los últimos años en la región, pero explicó que hay grandes disparidades entre los distintos países.

Detalló que la donación voluntaria de sangre constituye el 90% de las donaciones en 10 países, a saber, Aruba, Bermudas, Colombia, Cuba, Curazao, Guyana, las Islas Caimán, las Islas Turcas y Caicos, Nicaragua y Surinam. En 5 países representa entre el 50% y el 90% de las donaciones y en 22 países, menos del 50%.

Actualmente, la mayor parte de las donaciones proviene de la llamada “donación de reemplazo”, seguida de la donación autóloga, la que se obtiene del mismo individuo que la recibe, y la donación remunerada.

El asesor regional de Servicios de Sangre y Trasplantes de la OPS aseveró que el acceso a la sangre y los hemocomponentes seguros y de calidad es vital para la salud universal, sobre todo en las áreas de medicina de urgencias, cirugía y salud materna y perinatal.

“Sabemos que la disponibilidad de estos componentes es imprescindible para mejorar los resultados en materia de salud y salvar vidas, de manera que es fundamental alcanzar la meta de la Organización Mundial de la Salud del 100%, para lograr que nadie se quede atrás”, recalcó Mauricio Beltrán Durán.

La OPS recomienda que los países destinen la infraestructura y los recursos necesarios para crear y mantener servicios nacionales integrados para la donación de sangre; que aseguren la calidad y la seguridad de la sangre; que fortalezcan las redes de distribución, de modo que la sangre y los hemocomponentes estén disponibles en el momento y el lugar donde se necesitan; y prestar una atención de alta calidad a los donantes de sangre, entre otras medidas.

El caso de Costa Rica

Costa Rica, país sede del evento regional del Día Mundial del Donante de Sangre de este año en las Américas, trabaja para mejorar la donación voluntaria y la disponibilidad de sangre segura para satisfacer las necesidades de su población. La donación voluntaria de sangre en el país aumentó de 59% en el 2015 a 61% en el 2017, y la disponibilidad de sangre por cada 1000 habitantes se elevó de 14 a 16 unidades en el mismo período.

Costa Rica somete a tamizaje el 100% de las donaciones de sangre, para velar por su calidad y seguridad. Como resultado, el país va en la ruta correcta para asegurar la disponibilidad y el acceso oportuno a la sangre segura para todos los que la necesiten.

La donación en cifras

Los datos de la OPS para la región:

•    Alrededor de 1800 centros de donación de sangre de 37 países de la región reunieron más de 10,5 millones de unidades de sangre en 2017.
•    Entre 2015 y 2017, la sangre donada aumentó en 1 millón de unidades.
•    La disponibilidad de sangre n es de 17 unidades de sangre por cada 1000 habitantes; sin embargo, es de 9 unidades en los países de ingresos bajos, de 17 unidades en los países de ingresos medianos y de 19 unidades en países de ingresos altos.
•    La donación voluntaria de sangre representa cerca de 5 millones de unidades de la sangre donada.
•    La donación voluntaria de sangre varía entre los diversos países. Constituye el 90% de las donaciones en 10 países de la región, entre el 50% y el 90% en 5 países y el 50% en 22 países.