La democracia en el mundo sólo se fortalecerá con una inclusión total de las mujeres: Drude Dahlerup

Electoral

El Instituto Nacional Electoral (INE) llevó a cabo la Conferencia Magistral Estacional de Otoño 2019 “Democracia y género”, a cargo de la investigadora y profesora de ciencias políticas en la Universidad de Estocolmo, Drude Dahlerup, quien sostuvo que la democracia moderna en el mundo sólo se fortalecerá con una inclusión total de las mujeres.

Al comentar la conferencia que se celebró en el Auditorio del INE, el Consejero Jaime Rivera Velázquez señaló que las reflexiones de la doctora Drude constituyen un llamado a todos los países para acompañar acciones en favor de los derechos de las mujeres, los cuales son una causa no sólo de las mujeres, sino de todos los seres humanos que queremos vivir en libertad, en igualdad y en niveles dignos del siglo XXI.

Rivera mencionó que, aunque algunos países como México han realizado reformas para volver una realidad las leyes y prácticas sociales que prometen derechos, hay mucho por hacer, sobre todo, para mantener los logros alcanzados y avanzar legalmente en la igualdad de derechos entre hombres y mujeres.

Ante estudiantes universitarios, académicos e investigadores, la doctora Dahlerup hizo un recorrido histórico sobre las acciones que han realizado países y parlamentos para el empoderamiento político de las mujeres en los sistemas democráticos.

“La eficacia en la representación de las mujeres no sólo tiene que ver con el número de mujeres en el parlamento, sino con la posición de la mujer en sociedad y ver qué tan importante es que tengamos una mujer presidenta”, consideró.

La especialista planteó que la tendencia general a la paridad coloca a Ruanda como el país número uno en el mundo, con 64 por ciento de mujeres en sus parlamentos; seguido de Cuba, Bolivia y México, y recalcó que con la inclusión de las mujeres se fortalecerá la democracia.

Pese a estos avances, señaló que existe una subrepresentación numérica de las mujeres en las asambleas electas en el mundo, con apenas un 24 por ciento de todos los parlamentos.

“Imagínense cómo sería únicamente 24 por ciento de hombres, ¿el hombre aceptaría eso?”, cuestionó.

Dahlerup consideró que el nuevo discurso de la paridad, que marca una tendencia global con países con cuotas de género, es una señal de que hay una democracia moderna que incluye a las mujeres en la política, pero también planteó los riesgos.

Uno de ellos es la nominación de candidaturas que depende de los partidos políticos, a los que no hay que dejar solos, dijo, y para ello debe haber leyes que establezcan la obligación de tener el 50 por ciento de mujeres candidatas y que incrementen su representación en los parlamentos. Además, persisten barreras culturales como las que señalan que la mujer no está preparada o que pertenece al hogar.

Destacó que existen campañas anti género o anti movimientos de las mujeres, los cuales amenazan los derechos de las mujeres.

“Al mismo tiempo tenemos una movilización que se está incrementando por parte de los movimientos de las mujeres. Tenemos marchas, el movimiento Me Too, todo lo que son los movimientos de las mujeres en las Naciones Unidas para estas campañas como HeForShe, que han incrementado la representación política de las mujeres, el estado de feminismo, y mi conclusión es que debe haber una politización de incremento en el futuro entre las feministas de todos los géneros, no nada más las mujeres, sino de todos los géneros y los antifeministas”, estableció.