En relación con información que ha circulado en el sentido de que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) habría anunciado un recorte de 30% en el suministro de agua para la Ciudad de México y el Estado de México a consecuencia de la contingencia por el COVID-19, se formulan las siguientes precisiones.

  • Dicha información carece de sustento y no corresponde a la realidad. No se ha realizado ni se tiene programada una reducción del caudal.
  • Desde el inicio de la contingencia, el Sistema Cutzamala —que abastece a la Zona Metropolitana— opera a su máxima capacidad (aproximadamente 16 mil litros por segundo), sin interrumpir el caudal, y está programado que continúe operando así hasta el término de la contingencia.
  • Al 4 de marzo, se cuenta con un almacenamiento en el Sistema  Cutzamala de 568.9 millones de metros cúbicos, lo que lo mantiene al 72.7% de su capacidad. Con ello, se garantiza  el caudal comprometido con el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex) y la Comisión del Agua del Estado de México  (CAEM) durante  la contingencia sanitaria ocasionada por el COVID-19.
  • Adicionalmente, Conagua y Sacmex implementaron acciones emergentes de manera conjunta, las cuales incluyeron la reparación de 13 bombas del sistema Plan de Acción Inmediata Norte para resolver fallas en los sistemas de abastecimiento. De este modo, se evita la interrupción del servicio y se aumenta en aproximadamente 600 litros por segundo el caudal abastecido en la zona norte.
  • Finalmente, la Conagua, a través del Organismo de Cuenca Aguas del Valle de México (OCAVM) continuará con los trabajos necesarios para mantener el suministro de agua potable constante. Para ello cuenta con los recursos y personal capacitado para la reparación inmediata de equipos de bombeo que pudieran resultar afectados.