La Compañía Nacional de Ópera inicia temporada con la nueva versión de Giovanna d’Arco en el Palacio de Bellas Artes

Cultura
  • El tenor Ramón Vargas y la soprano Karen Gardeazabal representan a los personajes principales; funciones: 11, 13 y 15 de febrero

La Compañía Nacional de Ópera del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Inbal) está lista para hacer el estreno de la ópera Giovanna d’Arco, del compositor italiano Giuseppe Verdi, que dará inicio a la Temporada 2024 de la Ópera de Bellas Artes con funciones los días 11, 13 y 15 de febrero en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes.

Bajo la dirección de escena de Juliana Vanscoit y Fabiano Pietrosanti, con dirección concertadora de Felix Krieger al frente del Coro y la Orquesta del Teatro de Bellas Artes y los roles principales a cargo de los mexicanos Ramón Vargas en el papel de Carlo VII y de Karen Gardeazabal como Giovanna, la Compañía realizó un ensayo general este jueves 8 de febrero para afinar detalles de la producción.

Con el apoyo de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Inbal), esta nueva producción de Giovanna d’Arco cuenta también con la participación del barítono rumano Mihai Damian como Giacomo —padre de Giovanna—, el bajo Alejandro López como Talbot y el tenor Alberto Galicia en el papel de Delil. Estos últimos, egresados del Estudio de la Ópera de Bellas Artes (EOBA).

En el escenario, más de 70 cantantes, integrantes del Coro del Teatro de Bellas Artes, bajo la dirección del maestro invitado Rodrigo Cadet, marcan el desarrollo de la historia de Giovanna de Arco, la libertadora de Francia.

Se trata de la historia de Giovanna, hija de un pastor, quien anhela convertirse en la libertadora de Francia, luego de una guerra de más de 90 años contra Inglaterra. El padre de ella teme que su hija haya sucumbido a la tentación del maligno y aspire a convertirse en la amante del monarca, por lo que la rechaza.

Sin embargo, con su liderazgo, en la batalla definitiva, conduce al ejército francés a la victoria y, herida de muerte, fallece en paz, rodeada de cánticos celestiales.

La última vez que se representó este título en México fue en el desaparecido Gran Teatro Nacional en 1857, de ahí la importancia de traerla nuevamente al escenario con una nueva visión y tratamiento literario.

El tenor mexicano Ramón Vargas se declaró emocionado por participar en este montaje que significa su regreso a la ópera mexicana: “Es uno de los primeros trabajos de Verdi, me parece que el séptimo de las 28 óperas que hizo, y nos encontramos frente a un personaje muy controversial.

“En mis viajes a Francia me había encontrado muchas referencias de Giovanna como personaje histórico, como la liberadora de Francia. Me puse a estudiar al personaje y descubrí que había sido injustamente tratada, tanto que la Iglesia pidió perdón por los errores cometidos con ella al ser condenada, no como en la ópera de Verdi, muy idealizada y romántica, porque en la realidad ella muere en la hoguera, acusada de vestirse como hombre y de tener el pelo corto, porque no se le encontró más nada”.

Consideró que esta es una de las situaciones históricas “más crueles e injustas que se han dado con un personaje tan importante e interesante, pues se trataba de una niña de 14 años que tenía visiones y antes de los 18 se volvió la jefa del ejército que liberó a Francia de los ingleses”.

Es un caso extraño, porque ella no era hija de un príncipe, sino una mujer humilde y su historia llevada a través de la música de Verdi toma un matiz especial, un papel que la soprano Karen Gardeazabal lo interpreta de manera extraordinaria, porque es un rol complicado, el de una visionaria más que nada, dijo Ramón Vargas.

En su opinión, es una obra maravillosa que trae siempre enseñanzas, porque la ópera es como una escuela de la vida y enseña lo que hicimos mal y lo que tenemos que cambiar. “Hacer esta obra es convivir con muchas otras personas y eso nos permite hacer comunidad entre artistas y público, por eso invito a la gente a que venga a disfrutar esta obra”.

Previamente, la cantante Karen Gardeazabal recordó que Ramón Vargas fue jurado en el Concurso de Canto Carlo Morelli en el que ella resultó ganadora. Por eso, “ahora, compartir el escenario con él es algo increíble” y agregó que el personaje le ha significado “un reto vocal y escénico”.

Giovanna d’Arco, de Giuseppe Verdi, con la Compañía Nacional de Ópera del Inbal, se presentará el domingo 11 de febrero a las 17:00 horas y el martes 13 y jueves 15 a las 20:00 horas en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes.