La Compañía Nacional de Danza (CND) del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) ha llevado a cabo en los dos últimos años el estreno de 20 coreografías clásicas, neoclásicas y contemporáneas, nacionales e internacionales, lo que habla de su interés por ampliar su repertorio e impulsar la creación artística de los nuevos talentos.

Obras que ha escenificado, bajo la supervisión y dirección artística de Elisa Carrillo y Cuauhtémoc Nájera, y la dirección ejecutiva de David Bear, en recintos mexicanos como el Palacio de Bellas Artes, el Teatro de las Artes del Centro Nacional de las Artes (Cenart), El Teatro Ocampo de Morelos, el Teatro de la Danza Guillermina Bravo del Centro Cultural del Bosque, el Centro Cultural Mexiquense Bicentenario de Texcoco, el Teatro Marco Antonio Garfias de los Santos de San Luis Potosí, el Foro A Poco No y el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris de la Ciudad de México, con el fin de acercarse a diversos públicos del país.

En lo clásico, ha montado Giselle, versión coreográfica de Anton Dolin (quien fue uno de los artistas más influyentes de Gran Bretaña), y el Grand pas électrique de Barba Azul, obra basada en la original del padre del ballet, Marius Petipa, en versión de Vasily Medvedev (miembro del Consejo Internacional de Danza de la UNESCO).

Mientras que en lo neoclásico y contemporáneo destacan Palladio, creación del director artístico del Fondo Patrimonial Petipa, Stanislav Fečo; Por vos muero, del revolucionario de la danza moderna, Nacho Duato; Tercer concierto para piano de Rachmaninov, de Uwe Scholz, uno de los artistas escénicos más importantes del siglo XX; Miliano, de la creadora escénica y bailarina de la CND (desde 2012) Irina Marcano; Concierto para violín, de Yazmín Barragán, bailarina de la CND por 16 años y cofundadora de la compañía de ballet contemporáneo Mexico City Ballet; y Pavana, un solo de creación e improvisación escénica contemporánea con música de Maurice Ravel.

Además del programa multidisciplinario Junto al delirio, título homónimo del poemario de la escritora, poeta y bailarina mexicana de la CND (desde 2007), Sonia Jiménez, en el que se concibieron las coreografías Huma de Melva Olivas, Absurdo bon Amour de Alejandra Ramírez, Between us de Francisco Córdova y Wet floor de Jaime Camarena.

Así como el proyecto Jornada de coreógrafos,con el cual se impulsó el espacio creativo de los bailarines de esta agrupación mexicana en el conocimiento y la interacción de éstos con las otras áreas de la CND para que hicieran traspunte, audio, vestuario, dirección e iluminación, apoyados y asesorados por los encargados oficiales.

Este trabajo llevó a la representación de I Lo de Daniela Sánchez, Álter ego de Roberto Barqui, Decreación de Fausto Serrano, T.S. de Michele Cutri, Intermitente On-Off de Yubal Morales, Llévame al cielo de Julio Morel, Emosie de Erick Santamaría y Los insaciables de Sonia Jiménez y Alexander Mitiaev.