La Comisión de Asuntos Migratorios aprueba su opinión respecto al Presupuesto de Egresos de la Federación 2022

Política

La Comisión de Asuntos Migratorios, presidida por la diputada Rosa María González Azcárraga (PAN), aprobó por unanimidad su opinión sobre el Presupuesto de Egresos de la Federación 2022, y su vinculación a los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

La legisladora detalló que el documento, que contiene propuestas de modificación por las y los integrantes de la instancia legislativa, será enviado a la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública quien decidirá si se incorporan o no.

Para fijar el posicionamiento de su grupo parlamentario, la diputada de Morena, Olga Zulema Adams Pereyra, explicó que el presupuesto para el ramo de relaciones exteriores es de ocho mil 508 millones de pesos, lo cual representa un aumento nominal de 387 millones 699 mil 856 pesos, equivalente a una variación real del 1.03 por ciento respecto al presupuesto aprobado para el periodo fiscal 2021.

Agregó que este presupuesto abona a consolidar la política para atender las causas estructurales de la migración, para que ésta no sea una necesidad y las personas tengan oportunidades de desarrollo en su país de origen, porque se consideran aumentos para asuntos multilaterales, de derechos humanos, para la atención, protección, servicios y asistencia consular, así como para el Instituto Nacional de Migración (INM) y la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar).

El diputado Javier González Zepeda (PAN) respaldó la solicitud de etiquetar 500 millones de pesos para el Programa 3×1 Migrantes, cuyo fin es la realización de obras con impacto social, como de infraestructura, educación, deporte y salud, donde la administración pública federal, estatal y municipal aporta tres pesos por cada peso de los migrantes.

Se pronunció a favor de todas las ideas y propuestas que tengan como finalidad ser responsables, empáticos y solidarios de políticas que fortalezcan e incentiven mejores condiciones en la migración, para que los connacionales que vivan en el extranjero se sientan respaldados y protegidos por las autoridades que los representan.

La diputada del PRI, Carolina Dávila Ramírez dijo que su bancada respalda la solicitud de modificaciones propuesta por esta instancia, porque buscan abonar al mejoramiento continuo de las condiciones migrantes y proporcionan las herramientas necesarias para garantizar el respeto a los derechos humanos, a su vida, dignidad y a la posibilidad de un mejor futuro.

De igual manera, planteó la necesidad de ampliar el presupuesto del INM y de la Comar, para que actúen bajo los parámetros internacionales de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario. Además, reiteró su apoyo al restablecimiento del Programa 3×1, pues representa para los migrantes una forma de mantener el vínculo con su lugar de origen.

Por PVEM, la diputada Fátima Almendra Cruz Peláez subrayó que su grupo parlamentario considera que los recursos contemplados en este presupuesto 2022 para la política migratoria del país atienden de manera general las necesidades en la materia, toda vez que se basa en los principios de austeridad, honestidad y combate a la corrupción promovidos por el Ejecutivo.

Indicó que cualquier esfuerzo adicional de la Comisión para incrementar el presupuesto asignado a la política migratoria del país incidirá de forma directa en la calidad y la atención que se les brinde a las personas migrantes que transiten o se encuentren de forma temporal o definitiva en México.

De MC, la diputada Elvia Yolanda Martínez Cosío pidió que la aprobación del presupuesto sea responsable y que al menos se incluya lo siguiente: 300 millones de pesos para el Programa de Apoyo al Migrante, el cual sustituye al Programa 3×1 para Migrantes a cargo de la Secretaría de Bienestar, donde se apoya a los migrantes organizados a realizar proyectos que contribuyan al desarrollo de sus localidades de origen por medio de la aportación de los tres órganos de gobierno.

Asimismo, planteó un presupuesto de 60 millones de pesos para el Fondo para la Repatriación Digna, el cual estará bajo la Secretaría de Relaciones Exteriores con el propósito de ayudar a la repatriación de cadáveres de mexicanos fallecidos en el exterior y el aumento al Programa de Atención, Protección y Asistencia Consular para que tenga un total de 770 mil millones de pesos para fortalecer su operación.