Considerada un cuento de hadas feminista, la película Memorias de Antonia, coproducción de Países Bajos, Bélgica, Reino Unido y Francia, escrita y dirigida por Marleen Gorris, fue proyectada y posteriormente comentada por la periodista y escritora mexicana Cristina Liceaga, el lunes 25 de marzo en la Cineteca Nacional.
En el marco del Día Internacional de la Mujer y dentro del ciclo Charlas de cine y literatura de la Coordinación Nacional de Literatura del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), la autora de las novelas Punto de quiebre e Infestados mostró su entusiasmo por este largometraje en el cual la protagonista es una mujer adelantada a su tiempo.
Acerca de la cinta, la también editora y cuentista refirió que Antonia está a punto de morir, pero en el tiempo que le queda de vida empieza a recordar su vida y hace que los espectadores imaginen junto con ella su andar por este mundo, a partir de la Segunda Guerra Mundial.
Realizada en 1995, Memorias de Antonia es el viaje interior de una mujer diferente a las demás, a quien le interesa vivir según sus propias reglas.
La película es ágil y por momentos parece que el público no ve un filme europeo, sino que lee una novela del realismo mágico latinoamericano. Mezcla de feminismo y marxismo, Memorias de Antonia es un recorrido por la vida de una mujer que lucha contra el machismo imperante y contra todo tipo de convenciones impuestas contra las mujeres.
Liceaga recomendó ver detenidamente la película porque tiene muchas aristas por descubrir y por sus ideas avanzadas respecto al feminismo.