La CIDH propone a México la reinstalación del GIEI sobre Ayotzinapa

Internacional

Washington, D.C. – En el 3 de diciembre de 2019, la CIDH envió a México una propuesta de reinstalación del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes -GIEI- sobre Ayotzinapa. Después de cinco años de la emisión de la medida cautelar, la Comisión ha activado varios de sus mecanismos para atender las solicitudes de los familiares. En esta nueva etapa, la Comisión apoya con su máxima contribución con la reinstalación del GIEI, esperando que ello contribuya a lograr justicia y verdad a las víctimas.

Desde que tomó conocimiento sobre la desaparición de los 43 estudiantes, la Comisión adoptó la Medida Cautelar 409-14 y solicitó al Estado mexicano tomar medidas para la búsqueda, la investigación de los hechos y la atención a las víctimas de los ataques. Posteriormente, en consenso con el Estado y los representantes de los familiares, la CIDH creó un Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes («GIEI») que brindó asistencia técnica a las autoridades estatales y presentó las conclusiones de su trabajo en dos informes con recomendaciones dirigidas al Estado. Efectivamente, el GIEI contribuyó para contestar la versión oficial de la «verdad histórica» y el mecanismo de seguimiento permitió contribuir con la apertura de nuevas líneas de investigación y la implementación de nuevas tecnologías de búsqueda de desaparecidos. Estas fueron contribuciones concretas que permitieron mantener el caso en visibilidad internacional hasta el alcance de las nuevas medidas acordadas por el gobierno de México.

Seguidamente, la Comisión encontró necesaria la creación de un Mecanismo Especial de Seguimiento al asunto Ayotzinapa (MESA). Durante 3 años, el MESA dio seguimiento al cumplimiento de la medida cautelar y de las recomendaciones del GIEI y emitió dos informes con recomendaciones al Estado mexicano apuntando para los continuos obstáculos en la investigación. En el año 2019, por solicitud del Estado y los familiares, el MESA fue reforzado para brindar acompañamiento técnico. El Mecanismo creó un Grupo de Acompañamiento Técnico para brindar asistencia técnica en coordinación con la Comisión de la Verdad y Acceso a la Justicia para el caso Ayotzinapa y la Unidad Especial de Investigación y Litigación para el caso Ayotzinapa de la Fiscalía General de la República. Este Grupo fue integrado por personas de la Secretaría Ejecutiva de la CIDH con sede permanente en México, y contó con la participación de expertas y expertos internacionales con un amplio conocimiento en el tema para asesorar en asuntos puntuales de la investigación criminal, como Ángela Buitrago y Francisco Cox.

En su trabajo de seguimiento, la CIDH ha podido constatar el interés en avanzar en la búsqueda de los jóvenes desaparecidos, aunque los resultados han sido infructuosos. Igualmente, la Comisión ha notado que persiste una serie de desafíos en la investigación. Algunos de ellos son la investigación fragmentada, la falta de detenciones y consignaciones por desaparición forzada; o la falta de detenciones de actores estatales por acción u omisión. Además, la Comisión ha expresado su preocupación por las decisiones judiciales que condujeron a la liberación de personas presuntamente vinculadas con los hechos y que podrían tener información valiosa sobre el paradero de los estudiantes. En materia de atención a víctimas, la Comisión ha hecho seguimiento a los avances del Estado, en particular la atención a los estudiantes Edgar Vargas y Aldo Gutiérrez, así como medidas para atender a los familiares, tales como planes de atención en salud para los familiares de los 43 estudiantes. A 5 años de ocurridos los trágicos sucesos del 26 y 27 de septiembre, la CIDH ha reconocido el compromiso político al más alto nivel para la búsqueda de justicia y el esclarecimiento de los hechos. Igualmente, ha manifestado su preocupación pues después de un tiempo significativo aún no hay respuestas sobre lo ocurrido. En el escenario actual, la Comisión considera que existen condiciones que han abierto una ventana de oportunidad histórica para avanzar con las investigaciones reforzadas a través del acompañamiento internacional.

En estos términos, tras una reunión sostenida con representantes de los padres y madres de los 43 estudiantes desaparecidos y sus representantes legales el 2 de diciembre de 2019, la Comisión recogió su encarecida solicitud para que, en el máximo de sus esfuerzos, potencie las labores de investigación y busque que el Estado garantice las condiciones necesarias para que los expertos internacionales contratados en la actualidad por la Comisión para el acompañamiento técnico de las investigaciones, puedan realizar sus tareas de asistencia técnica y coadyuvancia con la mayor independencia y salvaguardia de su seguridad personal.

Para la CIDH este tipo de impulso internacional de las investigaciones solo puede hacerse efectivo a través de la reinstalación del Grupo Internacional de Expertos Independientes (GIEI), por lo que, el 3 de diciembre de 2019, ha propuesto formalmente al Estado, iniciar y concluir a la mayor brevedad posible el acuerdo correspondiente para que el GIEI pueda iniciar sus funciones. En su comunicación, la Comisión solicitó al Estado que garantice que los integrantes del GIEI puedan acceder libremente y sin restricciones al expediente judicial; participar de las diligencias de búsqueda; analizar las líneas de investigación existentes y recomendar la apertura de otras nuevas; identificación de patrones de tortura; y recomendar mecanismos de colaboración eficaz; así como acompañamiento a las labores de implementación del Plan de Atención Integral a Víctimas de los hechos del 26 y 27 de septiembre de 2014.

Adicionalmente a la eventual reinstalación del GIEI, la CIDH continuará con sus habituales labores de seguimiento de la Medida Cautelar por medio de la realización de audiencias públicas en sus períodos de sesiones, convocatoria de reuniones de trabajo, visitas periódicas de la relatora de país, comunicados de prensa evaluando los informes de progreso, entre otras que estén dispuestas en su reglamento, de acuerdo con las obligaciones de México según los tratados internacionales en materia de derechos humanos. Sumado a lo anterior, la CIDH mantendrá su representación en la Comisión Presidencial para la Verdad y Acceso a la Justicia del caso Ayotzinapa y su mejor disposición para asistir técnicamente al Estado y sus órganos especializados en materia de búsqueda de personas, desaparición, desaparición forzada, ejecuciones extrajudiciales, entre otros temas priorizados identificados a partir de la labor de la CIDH y la disposición para su cooperación técnica permanente con el Gobierno de México.

La Comisión encuentra que después de 5 años de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, las autoridades nacionales deben avanzar en la investigación con resultados. La CIDH espera que la asistencia técnica internacional, a partir de la reinstalación del GIEI, evite la impunidad y ofrezca justicia y verdad efectiva las víctimas.

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia y la defensa de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan sus países de origen o residencia.