La Cámara de Diputados aprobó reformar el Código Civil Federal en materia de patria potestad

Política
  • El dictamen se remitió al Senado para sus efectos constitucionales

La Cámara de Diputados aprobó, en lo general y en lo particular con 476 votos, reformar el Código Civil Federal con el objetivo de precisar los supuestos por los cuales se pierde la patria potestad cuando se ejerza violencia en contra de niñas, niños y adolescentes.

El dictamen, que reforma la fracción III del artículo 444 del citado ordenamiento, se remitió al Senado de la República para sus efectos constitucionales.

Establece que se pierde la patria potestad cuando por las costumbres, conductas depravadas, malos tratamientos o abandono de los deberes de quien ejerza la patria potestad, se afecte o se comprometa la dignidad, la salud, la seguridad, o la moralidad de los menores o incapaces a su cargo, aun cuando esos hechos no cayeren bajo la sanción de la ley penal.

Al fijar su postura, la diputada proponente, Reyna Celeste Ascencio Ortega (Morena), dijo que la reforma sustituye la palabra “padres” por “personas que ejerzan la patria potestad”; de esta manera, aseguró, “no se hace referencia exclusiva a los padres, sino que cualquier persona que ejerza la patria potestad estará sujeta al mandato legal”.

Afirmó que la legislación vigente permite que se infrinja algún daño a los menores, al señalar la eventualidad de que con los actos de violencia se pudiera comprometer la salud, la moralidad o la seguridad de los hijos, por lo que la reforma propone que no se debe afectar de modo alguno la dignidad de los menores de edad.

Precisó que se busca encaminar que los esfuerzos de crianza, cuidado y disciplina sobre los menores se den en un marco de respeto a sus derechos, porque es deber y compromiso de las y los legisladores velar por la adecuada y efectiva protección de los derechos de niñas, niños y adolescentes, así como procurar su integridad personal y dignidad.

Puntualizó que con la modificación se fortalece el marco jurídico, a la vez que se protege a uno de los sectores más vulnerables en la sociedad, al brindar a la niñez un entorno familiar sano, seguro y respetuoso en donde se propicie su desarrollo integral, pleno y armonioso que posibilite su adaptación e integración a la sociedad.