MORELIA, Mich.- Al advertir que el legado del Gral. Lázaro Cárdenas está actualmente amenazado y traicionado, el gobernador Silvano Aureoles consideró una deshonra para la visión y obra del legado Cardenista el desastre, pésimo manejo y la operación que se ha hecho de la industria eléctrica y petrolera en los tiempos de la autodenominada “cuarta transformación”.

“La dirección del país traiciona los principios del cardenismo”, aseveró, y pidió no olvidar que Lázaro Cárdenas terminó con el caudillismo, con la perpetuación de un hombre en el poder. “Combatió siempre la visión unipersonal, porque Cárdenas era un auténtico demócrata. Entendió que su mandato era uno, y nada más”, aseveró.

Aureoles dijo ver con gran preocupación el ataque continuo al campo, así como la estigmatización y satanización de las organizaciones campesinas y la organización social, y consideró que durante su mandato en la Presidencia de México, Lázaro Cárdenas jamás hubiera dicho “o estás conmigo, o estás contra mí”.

“Nunca, ningún presidente que destruye, que no respeta, que menosprecia, que ignora, que subestima, que ofende, que divide, que polariza, que estigmatiza, jamás podrá alcanzar la estatura histórica de Lázaro Cárdenas”, estableció.

Al encabezar la ceremonia alusiva al 50 Aniversario Luctuoso del Gral. Lázaro Cárdenas, el gobernador de Michoacán lamentó que después de que por muchas décadas fueron la columna vertebral de la transformación industrial y del desarrollo económico del país, la CFE y PEMEX hoy son un lastre para las finanzas nacionales.

“Lo que un día fueron instituciones de vanguardia para el futuro de México y cimentar el desarrollo nacional, hoy son una pesadilla para el pueblo mexicano, no porque no sean estratégicos, sino por la forma en la que se están administrando”, expresó.

Consideró que un gobierno no puede decirse transformador si no modifica, para bien, la realidad de las mayorías, principalmente de los más vulnerados, como son los campesinos, obreros, mujeres, jóvenes, o migrantes.

Aureoles Conejo agregó que, sin duda, nuestra nación atraviesa por momentos muy difíciles, y la dirección del país traiciona los principios del cardenismo. “Debemos advertirlo claramente: hoy, el legado del general Cárdenas está amenazado. Los mexicanos perderíamos mucho si lo permitimos”.

Por ello, el mandatario michoacano afirmó que el mejor homenaje a Cárdenas es defender su legado y ser congruente con sus principios: “No bajemos la guardia, no desmayemos, defendamos el verdadero movimiento que dio vida a las instituciones de la República; es urgente defender la división de poderes, el Estado de Derecho, la distribución de la riqueza nacional, las libertades, y la justicia”.

Para el gobernador no es difícil pensar qué habría hecho el General Cárdenas si hoy fuera presidente. Me atrevo a afirmar, dijo, que no viviría de glorias pasadas, de nostalgia, de rencores, de reproches, de reclamos, o de comedias, ni perdiendo el tiempo en fabricar distractores. “El General estaría enfrentando los desafíos, unificando a los mexicanos, modernizando el desarrollo, como lo hizo en su momento”, asentó.

Silvano Aureoles recordó que en algún momento se hizo público el diario personal del General Cárdenas, y que en una parte de él, se lee: “Para aspirar a la dirección de una nación, es necesario eliminar los defectos propios, superando pasiones y toda inclinación autoritaria, evitando así las posibilidades de hacer caer al país en una dictadura”.

Esta claridad sobre la perniciosa tentación del poder, y su fortaleza para resistirla, es la que convierte a Cárdenas en la figura histórica, a quien hoy rendimos homenaje, puntualizó.