La Asociación Mexicana de Empresas de Servicios Prendarios se suma a los esfuerzos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la CDMX contra el robo de celulares

Metrópoli

La Asociación Mexicana de Empresas de Servicios Prendarios A. C. (Amespre), la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México (SSC y la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), pusieron en marcha una campaña de difusión, cuyo propósito es disminuir al máximo posible el robo de teléfonos celulares y evitar la comercialización de equipos móviles que hayan sido hurtados.

En conferencia de prensa, las tres instituciones informaron que, entre otras de acciones, colocarán posters en inmuebles públicos y privados de la capital del país, incluidas las tres mil sucursales de Amespre; asimismo, repartirán trípticos a toda la ciudadanía, con información completa y precisa sobre lo que representa el número IMEI de un dispositivo móvil.

Como se recuerda, el IMEI (International Mobile Equipment Identity) es un identificador único para cada equipo; se trata de un número formado por 15 dígitos y es necesario en casos de reparación, garantías o robo. Dicha serie está en el teléfono y se encuentra pregrabado en los móviles GSM.

Durante su participación, el Secretario de Seguridad Ciudadana del gobierno de la Ciudad de México, Jesús Orta, destacó que como parte de esta estrategia conjunta, mañana viernes la dependencia a su cargo iniciará con operativo en diferentes tianguis de la capital; estas acciones, dijo, llegarán paulatinamente a las 16 alcaldías y los primeros sitios ya están ubicados y calendarizados. De esta manera, comentó, se han ido cerrando caminos a la delincuencia.

Señaló que tan sólo en el Sistema de Transporte Colectivo Metro, han sido capturadas 40 bandas dedicadas al robo de celulares; sin embargo, muchos de sus integrantes se encuentran en libertad, debido a la figura jurídica denominada mediación, misma que permite reparar el daño y dejar sin efecto el delito.

Desafortunadamente, agrego, esos presuntos delincuentes que salen de prisión inmediatamente vuelven a robar; por lo que es de gran importancia que las víctimas denuncien este tipo de ilícitos. Hay una cifra negra, relacionada directamente con el tema cultural y de educación, “por eso es una campaña muy importante contra el robo de celulares”.

Por su parte, el Director General de Amespre, Joel Rodríguez, señalo que la Asociación que encabeza busca garantizar que las operaciones que realizan sean muy seguras no sólo para sus clientes sino para toda la ciudadanía en general.

Resaltó que en el caso de las empresas afiliadas a esta agrupación, las operaciones son altamente seguras, toda vez que se encuentran perfectamente identificadas tanto las prendas, incluidos los teléfonos celulares, como la persona que las lleva a empeñar.

“Tenemos suficientes filtros que hacen muy segura la operación de nuestras casas de empeño; por ejemplo, pedimos al cliente comprobante de domicilio, identificación oficial, huella digital y firma de un contrato registrado ante la Profeco, además de que las cámaras de video vigilancia registran todas las operaciones”.

Joel Rodríguez agradeció el apoyo tanto de la Secretaría de Seguridad Ciudadana del gobierno de la CDMX como de la Profeco, en esta gran tarea de inhibir el robo de teléfonos celulares e impedir su comercialización.

“La colaboración estrecha con éstas y otras instituciones, abre la posibilidad enorme de no aceptar el empeño de aparatos robados e impedir que se sigan cometiendo fraudes en esta materia”.

Finalmente, el Coordinador General de Educación y Divulgación de la Profeco, David Aguilar, puntualizó que en las seis principales áreas del país, no más del diez por ciento de usuarios tienen registrado su IMEI, cifra que representa un índice muy bajo, por lo que es necesario y urgente educar y concientizar a la ciudadanía en este sentido”.