La Arquidiócesis Primada de México, a través de la Vicaría de Pastoral y la Vicaría de Laicos en el Mundo, en conjunto con Prometeo Health Group y Red Médica, pusieron en marcha el programa Videollamada COVID-19, por medio del cual se proporcionará consejo médico y consejo espiritual a la población que enfrente directamente, o alguno de sus familiares, los estragos de esta enfermedad.

A través de esta plataforma, un grupo de aproximadamente 70 médicos altamente capacitados, así como 50 sacerdotes, otorgarán consejo de lunes a domingo a las personas que les llamen, cada uno en su ramo, en un horario de 08:00 a 20:00 horas, inicialmente. Tanto el horario, como el número de médicos y sacerdotes se podrá ampliar dependiendo la demanda del servicio.  Uno de los objetivos de este proyecto, en la parte médica, es evitar en lo posible la sobresaturación de la infraestructura hospitalaria y dar certidumbre a la población atendida para su toma de decisiones.

Videollamada COVID-19 muestra una alianza pocas veces vista, en la que una sociedad médica organizada y la Iglesia se unen para brindar un servicio de este tipo a la población en general.

Para acceder a la plataforma se requiere de un teléfono celular con cámara de video y acceso a Internet. Posteriormente acudir al link www.redmedica.com, en donde encontrarán dos opciones: Consejo Médico o Consejo Espiritual.  Si el interesado contacta a uno de los 70 médicos, éste les va preguntar sobre la sintomatología que tiene, los antecedentes de salud que ha presentado, y a partir ello el doctor determinará si los síntomas son serios o no, y de inmediato le aconsejará las acciones que deberá realizar.Si el paciente presenta una situación que se pueda tratar en su casa, se le sugerirá mantenerse en casa 14 días y pasado ese tiempo volverlos a contactar, o antes en caso de llegar a presentar alguna complicación de salud.  Si los síntomas son serios, el médico verá en la plataforma de la Red de Hospitales COVID de la Ciudad de México aquellos en donde aún haya camas disponibles y le dirá al paciente cuál es el más cercano a su hogar y que debe ser trasladado de inmediato para recibir una atención más especializada.  Para que se lleve a cabo el traslado, se le pedirá al enfermo que llamen al teléfono 911 para que comente su situación y solicite el envío de una ambulancia del Escuadrón de Rescate y Urgencia Médicas (ERUM) para que vayan por él y, siguiendo todos los protocolos sanitarios establecidos, se le trasladen directamente al nosocomio.

El segundo servicio que se prestará a la población a través de la plataforma Videollamada COVID-19 es el que ofrecerán los 50 sacerdotes dados de alta en el sistema, en caso de que la persona necesite de un consejo espiritual.  Este apoyo llega en un momento en que el número de enfermos graves y de fallecidos por coronavirus COVID-19 ha incrementado, además de que las familias católicas no tienen la posibilidad de un apoyo espiritual presencial.  La plataforma Videollamada COVID-19 se suma al Centro de Escucha vía telefónica, que la Arquidiócesis Primada de México puso a disposición de la población para apoyo emocional desde el pasado 17 de abril. Recordamos que, en este caso, la atención se realiza a través del número 55-21-22-97-25.  Con estos tres servicios se pretende otorgar una atención integral a la salud, tal y como la define la Organización Mundial de la Salud, esto es, proporcionar a la población un equilibrio biológico, psicológico, social y espiritual.

Vicaría de Laicos en el Mundo,

Vicaría de Pastoral y Prometeo Health Group