La adquisición y distribución de vacunas contra COVID-19 no puede ser propiedad del gobierno federal, las administraciones locales deben participar: Jesús Zambrano Grijalva

Deporte

La adquisición de vacunas y la distribución para su correcta y debida aplicación no puede ser propiedad del Gobierno Federal, del presidente Andrés Manuel López Obrador y de su incompetente subsecretario Hugo López Gatell, tiene que ser una decisión y responsabilidad compartida de la administración federal y los gobiernos estatales sin importar el signo político, expresó el Presidente Nacional del PRD, Jesús Zambrano Grijalva.

Al referirse al planteamiento de los gobernadores integrantes de la Alianza Federalista en torno a la necesidad de buscar alternativas para la adquisición y distribución de la vacuna, el dirigente perredista coincidió en que es muy claro que López Obrador quiere manejar la aplicación y distribución de las dosis con fines electoreros para su beneficio y el del partido en el poder.

Asimismo, calificó cómo insuficiente la cantidad de dosis para la primera etapa de vacunación, así como la logística de aplicación. “Hasta da risa pensar que con 250 mil que tendremos ahora en el mes de diciembre vamos a empezar a aplanar la curva de contagios”, sostuvo.

Zambrano Grijalva consideró inaudito que después de que ha fracasado la estrategia para enfrentar la pandemia, ahora la administración federal esté intentando controlar, incluso a través de las Fuerzas Armadas, la distribución de las mismas. “Debe ser a través de los estados de la República la distribución y aplicación para que la inmunización llegue a todos los rincones, municipios y regiones de cada uno de los estados, donde verdaderamente se requiere su aplicación oportuna”, aseveró.

En ese sentido, llamó irresponsable al partido Morena por declarar que si los estados de la República se involucran a las labores y tareas de adquirir, distribuir y aplicar vacunas se va a generar un caos, por el contrario, “el desorden brutal es el que ya tienen, qué diablos andan queriendo acusar de desorden a otros, es el desorden que ellos mismos provocaron”, indicó.

Finalmente, coincidió en que los gobernadores de la Alianza Federalista están en todo su derecho de reclamar y querer asumir la logística de adquisición, distribución y aplicación de las vacunas para cada una de sus entidades y así lograr inmunizar de manera satisfactoria a las y los mexicanos.