El bicampeón de Juegos Panamericanos Lima 2019, Kevin Berlín Reyes, aprovecha el tiempo de pandemia para elaborar un nuevo clavado, el cual toma tintes de alta dificultad, con la firme intensión de conseguir una medalla en los Juegos Olímpicos de ‘Tokio 2020’, que se llevará a cabo en cinco meses; además se recupera de una lesión, por lo que su reciente actividad física le ayuda ponerse a tono, esto apenas a sus 19 años.

“Saqué cuatro y media vueltas adentro; creo que es el clavado más difícil, que he podido hacer, sé que no me va a salir espectacular de un día a otro, pero lo logré y se que es un clavado con el que voy a poder pelear medalla (en Tokio)”, destacó el clavadista, en conferencia de prensa vía Zoom.

En Lima 2019, el veracruzano logró el metal dorado en sincronizados plataforma 10 metros y además se colgó la presea de oro en plataforma individual, con la que ganó la plaza olímpica para el país. Actualmente está a la espera del proceso interno para decidir al seleccionado que acudirá a Juegos Olímpicos en esa prueba o de que le confirmen su lugar.

Por lo pronto, él se dedica a hacer su parte, que es prepararse. “Estoy bien, he estado entrenando no he parado, cada vez mejorando, para mí que se hagan los Juegos Olímpicos, porque yo voy con todo. Yo estoy en lo mío que es entrenar, regresar a mi casa y de ahí a entrenar y volver a casa”, compartió.

Kevin Berlín, agradeció al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, por considerar a los atletas como grupo prioritario para recibir la vacuna contra el covid-19. “Para nosotros es algo bueno, porque como vamos a salir del país lo principal es no contagiarnos y no contagiar, entonces claro que es algo positivo, dejando en claro que la prioridad son las personas mayores y quienes trabajan en los hospitales, pero así vamos más seguros de que no va a pasar algo malo”, puntualizó.

Respecto a su relación con Iván García y Germán Sánchez, sus coequiperos, quienes también buscan competir en la prueba de clavados sincronizados plataforma 10 metros, señaló que su relación es sana.

“Cuando es competencia es ir a competir, pero fuera de la competencia somos amigos, somos un equipo, queremos que vaya el que esté mejor preparado, claramente todos queremos ir a Tokio, pero debemos pensar en qué es lo mejor, debemos ser humildes y, si alguien es mejor, hay que darle la oportunidad”.

El veracruzano explicó que por el momento vive en Jalisco, junto con sus padres, pero que sufrió la pérdida de dos familiares cercanos, en Veracruz, por covid-19, además de que se salvó del contagio que sufrió el equipo de clavados que dirige el entrenador Iván Bautista. “Es difícil, esta pandemia dificulta todo, hasta un abrazo da miedo, pero me ayudó a recuperarme de una lesión y a preparar este clavado, entonces la tomo como positiva esta cuarentena”.

Por último, agregó que hay una posible concentración en el Centro Nacional de Desarrollo de Talentos Deportivos y Alto Rendimiento (CNAR), de la CONADE, a finales de marzo, previo a la Copa del Mundo, que será en Japón, del 18 al 23 de abril y que repartirá más plazas a Tokio.

“Creo que el nivel va bien, no hemos parado, tal vez no excelente, pero creo que clavados siempre ha sido potencia, que ha logrado las medallas, México es potencia en clavados y siempre seguirá siendo potencia”, concluyó.

Artículo anteriorÁlvaro Sandoval esquiva al COVID-19 y se alista para último selectivo nacional de pentatlón
Artículo siguienteGimnasta Fabián de Luna va por plaza olímpica a Brasil