Una absoluta arrogancia de la humanidad en la época moderna es lo que observa el maestro Kakuya Ohashi, quien inquieto por ese panorama decidió crear una pieza coreográfica que busca incomodar al espectador sobre esta situación, al mismo tiempo que lo ayude a sentir la libertad que le puede ofrecer su cuerpo.
El reconocido bailarín y coreógrafo japonés llegará a México por primera vez con su compañía Kakuya Ohashi and Dancers para estrenar la pieza The Lustrous, la cual ofrecerá una función el martes 5 de marzo, a las 20:00 horas, en el Teatro de la Danza Guillermina Bravo del Centro Cultural del Bosque.
La presencia en México del destacado artista forma parte de Cuerpos en Revueltas -Festival Internacional de Butoh- que organiza el Laboratorio Escénico Danza Teatro Ritual, dirigido por Eugenia Vargas.
Kakuya Ohashi -Ube, prefectura de Yamaguchi, Japón, 1967- estudió butoh bajo la tutela del maestro Yukio Waguri, discípulo directo de Tatsumi Hijikata, quien es considerado por los especialistas como icono de la danza mundial. Basándose en los métodos del butoh, Ohashi ha creado piezas de danza que se enfocan en el cuerpo humano de la sociedad moderna. Con su agrupación, la cual fundó en 1999 y tiene sede en Tokio, ha encontrado y develado nuevos aspectos y posibilidades de fisicalidad en la sociedad, al impulsar un estilo de danza radical y comprometida.
Sobre su propuesta The Lustrous, el maestro la describe como un dúo de danza que indaga, presenta y se sumerge en un mundo post-humano. Es interpretado por Yu Goto y el propio Kakuya Ohashi, quienes son cobijados con la música de Kojiro, un joven talentoso que interpreta el wa-daiko (tambor japonés), y el vestuario de Minoru Furukoori.
A lo largo de 60 minutos la pieza presenta la forma de las cosas vivas y de los materiales en un mundo donde la humanidad ha sido destruida, explica su creador, quien también se refiere a las sensaciones que busca compartir: “Quiero provocar en la audiencia una sensación de incomodidad, pero al mismo tiempo quiero invitarlo a sentir la libertad de nuestros cuerpos”.
El coreógrafo japonés destaca que, a través de su pieza, presenta el proceso que implica liberar el cuerpo de su humanidad para transformarlo en todo tipo de sustancias y materiales, mediante su propio sistema coreográfico basado e inspirado en el método Butoh.
Finalmente, Kakuya Ohashi comparte su sentir al estar en México: The Lustrous es la primera obra que bailaremos. Es para nosotros un nuevo desafío presentar la comprensión y conciencia del cuerpo que tenemos en Japón a personas de otros países y culturas.

Artículo anteriorEmite CES recomendaciones para prevenir situaciones de violencia
Artículo siguientePlantea el titular de la SCT rescatar el Centro SCOP, monumento ícono de la Ciudad de México