Principal Cultura Juego de espejos, mesa sobre incidencia política, identidad, entorno, semejanzas y diferencias...

Juego de espejos, mesa sobre incidencia política, identidad, entorno, semejanzas y diferencias entre fotógrafas

34
Compartir

El desarrollo de mujeres en la fotografía, sus intereses y puntos de partida dentro del género, así como los diálogos y encuentros que han generado a lo largo del tiempo, fueron algunos de los temas analizados en la mesa de diálogo Juego de espejos en el Museo de Arte Moderno (MAM) con la participación de la académica Eli Bartra y la fotógrafa Lucero González. La actividad formó parte de la exposición Confines, confluencias y conformidades que presenta en este recinto dentro del Festival Internacional de Fotografía FotoMéxico 2019 y cuya línea busca visibilizar la producción fotográfica de mujeres, al exponer ensayos o tomas aisladas en las que se proponen argumentos de fondo sobre cómo representar el entorno, la identidad e incidencia política de su circunstancia inmediata y la diversidad de consideraciones sobre el cuerpo femenino.
Eli Bartra señaló que el título de la exposición agrupa el trabajo de mujeres fotógrafas y permite ver el punto en el que se juntan, sus semejanzas, así como las fronteras entre unas y otras, con confluencias que se dan de manera obvia. “La dualidad que se plantea en la exposición con dos fotógrafas de distintos tiempos o lugares resulta interesante”.
Dijo que en este tipo de muestras es importante crear un equilibrio entre las fotógrafas jóvenes y aquellas que cuentan con una trayectoria destacada, porque el ingreso de las mujeres en todas las artes ha sido gigantesco durante el siglo XX.
Señaló que la muestra Confines, confluencias y conformidades integra fotografía femenina con el mundo que las rodea: mujeres y niños. “Los hombres son muy escasos y se presenta todo lo que rodea la vida doméstica, el mundo del hogar y sus alrededores”.
Por su parte, la artista de la lente, Lucero González refirió que la muestra integra imágenes como la de Angélica Cepeda en la que se encuentra una mujer que se mira al espejo. “Como fotógrafa me proyecto y la persona que tengo enfrente me permite expresar curiosidades, dudas y preguntas. La imagen de Cepeda rompe con el estereotipo de la típica foto de la mujer indígena y presenta una mujer muy enriquecida en su propia vestimenta, adornos y la manera de verse en el espejo. Es una imagen que motivó el título de la muestra porque en la fotografía siempre existe el juego de espejos”.
Comentó que la fotografía es la construcción de imágenes con la luz y el contenido de la muestra ofrece una conformidad de una mujer pasiva, triste y binaria, y hace un recorrido al pasado de increíbles fotógrafas. “Hay mucho material para proponer nuevas exposiciones que establezcan un vínculo más actualizado en la producción fotográfica del país, que es muy rica y variada”.
Recordó que desde hace 11 años se ha construido un archivo de mujeres artistas y que integra el Museo de Mujeres, el cual es gratuito y cuenta con alrededor de 300 creadoras, de todas las edades, conocidas y amateur. “La mayoría de los museos busca atraer al público con las mujeres de las que siempre se habla pero afortunadamente, con la irrupción de tantos jóvenes en la escena del arte y del feminismo, esto ha cambiado poco a poco”.
Para Angélica Cepeda la aportación de la fotografía contemporánea desde el feminismo es que hay una intención deliberada a partir del momento en que se hace el retrato, documento o foto. “La fotografía actual parte del cuerpo, porque es la casa que habitamos todos los días y de ahí nos pasamos a la sexualidad, al mundo interior con el hogar y la familia, y al mundo exterior y público. Hoy en día hay una mayor conciencia de las mujeres creadoras para ubicar esos espacios”, concluyó.