Ante las múltiples irregularidades del programa “Jóvenes Construyendo el Futuro”, el diputado Jorge Triana planteó reestructurarlo por completo y agilizar la denuncia penal de la Auditoría Superior de la Federación para que se finque de inmediato la responsabilidad por daño patrimonial en 2019 por más de 7 mil millones de pesos.

De acuerdo a las resoluciones dadas a conocer, el legislador del PAN indicó que, durante ese año, se tuvo un Presupuesto de 43 mil millones y no fue ejercido más que en un 40 por ciento.

Además de que hay un padrón confiable, en donde sus casi 33 mil becarios son al mismo tiempo empleados del gobierno local, es decir, trabajan en alguna Secretaría federal y cobran beca.

“Un programa opaco, un programa regresivo en cuanto a su operación, sin candados, hoy la Secretaría del Trabajo tiene tres meses para aclarar estas auditorías, con el coyotaje, los programas fantasmas y todo lo ejercicio y no ejercido en 2019”.

El martes pasado presentó un Punto de Acuerdo, pero fue desechado por la mayoría en el Congreso local, protegiendo la corrupción de la Secretaría del Trabajo federal, identificada por la Auditoría federal en 2019.

Se trata, agregó, de un programa que debe ser rediseñado o reestructurado para que pueda seguir operando y más aún, estando en un año electoral cuando se estarán entregando este tipo de apoyos.

Triana confió en que la ASF ingresará las denuncias pertinentes para darle castigo penal a quienes causaron o desvirtuaron los objetivos de “Jóvenes Construyendo el Futuro”.