Jóvenes Construyendo el Futuro, gran oportunidad de combatir el desempleo juvenil

Mantener un diálogo abierto y de discusión que permita mejorar la implementación y los objetivos del programa Jóvenes Construyendo el Futuro es fundamental para la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), aseguró la titular de la dependencia, Luisa María Alcalde Luján.

Durante la presentación en el Colegio de México, ante la presidenta de la institución, Silvia Giorguli e investigadores de diversos organismos, la responsable de la política laboral Alcalde Luján, expresó que el éxito del programa pasa por la revisión, seguimiento y evaluación del sector académico.

Como parte del seminario “Trabajo y desigualdades” se llevó a cabo la mesa de análisis con la presencia de Edith Pacheco del Colegio de México (Colmex), Elena Azaola del Colectivo de Análisis de la Seguridad con Democracia (Casede), Laura Ripani del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Roberto Vélez del Centro Espinoza Yglesias (CEEY) y Javier Treviño Cantú del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), en ella analizaron las contribuciones que tiene el programa y los retos que se presentan a futuro.

La secretaria Luisa María Alcalde destacó que los programas sociales que impulsa el Gobierno de México, que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador, buscan concentrar y atacar las grandes necesidades que tiene el país.

“Jóvenes Construyendo el Futuro es un programa que no existe en ningún lugar del mundo y nunca ha existido, la oportunidad que tiene México es la de demostrar que puede ser exitoso si hay el compromiso de los diferentes sectores y obviamente si hay un presupuesto y un compromiso que lo respalde” aseguró.

Destacó que además de esta estrategia, el Gobierno Mexicano impulsa acciones para la generación de empleo, crecimiento económico, mejora en la productividad y aumento al salario.

“El enorme reto, y forma parte de esta política económica distinta, es ir caminando a fortalecer la política salarial. Estamos avanzando, estamos rompiendo también paradigmas que se pensaba que, si se incrementaba el salario mínimo, la inflación iba a subir, iba a generar desempleo, no se ha visto esos elementos negativos, y eso también forma parte de una estrategia de tener libertad y democracia en la contratación colectiva… ahora la visión es de libertad y democracia”, apuntó.

Laura Ripani, representante del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) resaltó que una de las problemáticas compartidas por la región de América Latina es el desempleo juvenil, por ello calificó de importante la política pública que impulsa el Gobierno de México, puesto que cubre la necesidad del sector productivo de capacitar en las habilidades que se requieren para aumentar la empleabilidad de los jóvenes y mejora su perspectiva salarial.

“Un dato importante para el programa Jóvenes Construyendo el Futuro es que necesitamos dotarles de más habilidades para que puedan generar más ingresos en su trabajo. Todos ganan con un programa como este, por un lado, los jóvenes: aumentando las habilidades que se obtienen durante el proceso de capacitación, conectándose con oportunidades laborales; por otro, los empleadores tienen muchas dificultades para cubrir sus vacantes; y por último, la sociedad en general se beneficia porque maximiza ese capital social, aumenta la inclusión social y mejora la productividad del país” resaltó Laura Ripani.

En su intervención los investigadores resaltaron que el programa ha mejorado desde su concepción, tomando en cuenta las diversas recomendaciones y observaciones que desde la academia se han hecho, además de presentar una mejora que lo convierte en una herramienta que teje lazos de confianza entre empresas y gobierno.

Elena Azaola del Casede mencionó que no ha habido en administraciones anteriores esfuerzos claros de fomento al empleo y se ha quedado en un trabajo de información y difusión de vacantes, por lo que recomendó que se asegure a través del Servicio Nacional del Empleo un seguimiento a los becarios que no puedan ser contratados por los tutores.

El interés del gobierno por los jóvenes es un punto de avance, señaló Edith Pacheco, investigadora de El Colmex, luego de afirmar que en el programa se advierte “mucho más rigor, un esquema más acabado, más completo y sobre todo lo que me parece más positivo es esta capacidad que han tenido de ir haciendo ajustes”.

Roberto Vélez del Centro Espinoza Yglesias, destacó que el programa es una iniciativa relevante, oportuna y con potencial para impulsar la capacitación y formación en centros de trabajo de los jóvenes que no estudian ni trabajan.

Por el sector empresarial, Javier Treviño Cantú, destacó el trabajo conjunto que se ha realizado entre el CCE y el equipo de trabajo de la STPS para invitar a más empresas y lograr que haya suficientes vacantes disponibles para los becarios interesados, porque se reconoce la importancia que tiene esta política.