Entre las múltiples actividades llevadas a cabo en la 41° edición de la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería (FILPM), la Sala Manuel Tolsá recibió al doctor Arturo Anguiano Orozco, quien presentó el libro: José Revueltas. Un rebelde melancólico, que dará cuenta de la trascendencia que tuvo José Revueltas en la conformación de una conciencia colectiva emancipadora.

Dividido en dos partes: “Democracia bárbara, revueltas sociales y emancipación” y “El espartaquismo en México”, Anguiano Orozco resalta los aspectos fundamentales que condujeron a Revueltas a concebir una postura tan radical en su vida y obra, tomando como indicador su participación en la insurrección obrera de 1958 y 1959, las protestas estudiantiles de 1968, además de detallar los postulados del movimiento de extrema izquierda en México y los cimientos del Partido Comunista.

Duranguense de nacimiento, José Revueltas reflejaba el calor de su tierra en cada uno de sus textos, los cuales colmaba de detalles. Se distinguió por una prosa que resaltaba por su elegancia, pero a la vez por su sencillez, capaz de cimbrar las fibras más sensibles de quien se adentra en su obra.

Con talento nato para plasmar en papel cada recuerdo, vivencia y, sobretodo, la minuciosidad de todo lo que observaba, sin dejar de lado sus impresiones, fue un férreo activista que en su constante lucha por la justicia y el bienestar social, siendo perseguido y privado de la libertad en varias ocasiones, situación que lo llevó a escribir dos de sus novelas más icónicas: El apando y Muros de agua, evidenciando también su constante sufrimiento que lo llevaba a gestar una agobiante melancolía.

“La melancolía deriva de un sentimiento de desesperación. También implica la ausencia de salida, la pérdida de la esperanza. De hecho, implica también una cierta resignación”, refirió Anguiano Orozco respecto a la concepción de la melancolía en José Revueltas quien al observar la decadencia creciente en las esferas de gobierno y la sociedad mexicana, era invadido por la nostalgia y la desazón. .

Pero a pesar de ello, fue un gran novelista que también se desempeñó como cronista, cuentista y ensayista, asumiendo la corriente de pensamiento marxista como el eje fundamental de su obra, prevaleciendo la reflexión y la crítica en cada ápice de sus escritos, posicionándose como un rebelde, incansable opositor del régimen priista que dominaba a placer el destino de millones de mexicanos.

Lo que llevó al académico a ahondar en los hechos y circunstancias que rodearon a José Revueltas, además de conocerlo personalmente en tiempos de su animosa juventud, es la persistencia que éste tenía por preservar los principios, la integridad y la dignidad por encima de los riesgos que esto conllevaba bajo un régimen represor. Gracias a esto, el doctor Anguiano propone una nueva visión sobre el escritor duranguense, al que distingue como un visionario cuya obra es sumamente pertinente para comprender y actuar en favor de las buenas causas.