José Hoek presenta Ele y los discos

Cultura

Continuando con su proyecto de dar a conocer diversos sencillos durante este año, el músico y productor venezolano, especializado en música electrónica con sonidos análogos, José Hoek, presenta su nuevo trabajo en todas las plataformas digitales, llamado Ele y los Discos, el cual forma parte de su próxima placa discográfica, titulada Posta.

El tema muestra una faceta más fresca y pop de José Hoek, quien explora los sonidos análogos propios de la electrónica clásica, combinando sus influencias en los sonidos clásicos del synth pop con algunos elementos más contemporáneos.

“Esta canción me traslada a los sonidos de Caracas en los noventa, porque mis amigos y yo vivimos la adolescencia a través de la música”, dijo Hoek, quien añadió que la canción tiene también un valor anecdótico.

“Bueno, ‘Ele y los Discos’ habla de una amiga que todo lo expresaba a través de canciones, pues para ella siempre había un cassette, un CD o alguna canción relacionada con lo que estábamos viviendo. Es igualmente, un homenaje a mis amigos de la adolescencia”.

Recientemente José Hoek colaboró con importantes músicos venezolanos, entre los que destacan: Viniloversus, Recordatorio, Gerry Weil, Lolita de Sola, El Otro Polo y Ava Casas.

Durante el año 2020, publicó su disco Trémolo Park, que fue nominado en tres categorías en la pasada entrega de los Premios Pepsi Music, realizados en Venezuela; mientras que sus sencillos han logrado pasar el top 20 de la cartelera iTunes Rock México.

Ele y los Discos fue mezclada por el reconocido ingeniero colombiano Pedro Rovetto en Estudio Naranja, ubicado en Bogotá, Colombia. El Mastering estuvo a cargo de Dave McNair, en Nueva York, Estados Unidos.

Actualmente, José Hoek se encuentra preparando la puesta en escena de su nuevo material; recordando que su cortometraje Hoek’s Delta, participó en más de 70 festivales alrededor del mundo, siendo reconocido con varios laureles.

El video de Ele y los Discos fue realizado en las afueras de Monterrey, México, bajo la dirección de los venezolanos Luis Machín y Alejandra Ramírez; estando inspirado en la Onda Nueva francesa y en las películas de Jean Luc Godard.