Javier Divany Bárcenas

La Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) emitió un acuerdo en el que determina que Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano, estableció una sede ilegal en la que continuó operando después de estallar la huelga (el 21 de febrero de 2020); por tanto, se reconoce la violación al derecho constitucional y otras legislaciones.

En un comunicado, El Sindicato Único de Trabajadores de Notimex, informaron que en el inmueble ubicado en la calle de África 15, colonia La Concepción, alcaldía Coyoacán, Ciudad de México, la directora de Notimex, Sanjuana Martínez, estableció una oficina alterna, sin contar con la autorización de la Junta de Gobierno (órgano supremo de la Agencia), por lo que también se violentó la Ley que crea a este medio de comunicación público.

Con base en lo establecido jurídicamente en el Contrato Colectivo de Trabajo, las y los trabajadores establecieron un nuevo campamento afuera de ese inmueble, en noviembre del año pasado, para que se respetara el derecho a huelga. No obstante, ahí enfrentaron agresiones por parte de los supuestos dueños, quienes no acreditaron la relación comercial con Notimex, por falta de contrato, ante la JFCA.

En cambio, presentaron una denuncia en la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, sin fundamento legal, al asegurar que el inmueble fue allanado y que no existía razón del campamento de huelga. Esto constituye un nuevo señalamiento falso, que hoy queda desacreditado con el acuerdo emitido por la JFCA.

“Se determina que la empresa Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano, estableció oficinas en la Calle de África 15, Colonia La Concepción, Alcaldía Coyoacán, en esta Ciudad (de México), por las razones y motivos expuestos en el considerando II de la presente resolución”, precisa el documento de la JFCA.

Esta acción ilegal se suma a la serie de irregularidades cometidas por parte de la directora de Notimex, Sanjuana Martínez, para violentar la huelga que estalló hace 17 meses, con un uso indebido de las instituciones y falsos llamados a la autoridad judicial como la Fiscalía General de la República, la Guardia Nacional, entre otros.

En ocasiones anteriores, los huelguistas fueron acusados de secuestro, robo, hackeo, allanamiento, entre otros, en los que se busca incriminar principalmente a la dirigencia sindical, Adriana Urrea, para evitar resolver el fondo del conflicto que son los derechos laborales de los trabajadores de Notimex.

Artículo anteriorEn solo 29 meses la administración de López Obrador aumentó la deuda pública en 14 por ciento: Marko Cortés
Artículo siguienteLa CIDH presenta caso sobre Ecuador ante la Corte Interamericana