Israel-Palestina: ¿Qué hace la ONU para ayudar en el terreno?

Internacional

Las Naciones Unidas han estado trabajando sin descanso en la región de Oriente Próximo para aliviar la crisis israelí-palestina, involucrando a los actores pertinentes y prestando ayuda de emergencia a la población civil sobre el terreno.

A medida que el conflicto se ha intensificado en los últimos días, Israel ha puesto un bloqueo total de alimentos, agua y servicios vitales en Gaza, donde viven más de dos millones de personas.

Mientras las oficinas de la ONU en Gaza sufrían «daños significativos» por los ataques aéreos en el área el lunes por la noche, las agencias se esforzaban por ayudar a la población afectada allí y en otros lugares, incluida Cisjordania, donde hay 871.000 refugiados registrados.

La agencia de la ONU para los refugiados palestinos, UNWRA (por sus siglas en inglés), cuenta actualmente con un personal nacional e internacional de 13.000 personas, en su mayoría refugiados, en Gaza y cerca de 4000 en Cisjordania.

Además, cientos de empleados siguen trabajando para otras agencias de la ONU y misiones de la ONU.

Por ejemplo, a lo largo de la conflictiva frontera entre Israel y Líbano, la Fuerza Provisional de las Naciones Unidas en el Líbano (FPNUL) opera con 900 civiles, 9400 soldados de tierra y 850 de marina en su Equipo de Tareas Marítimo.

Todas esas personas están dedicadas a dar protección, apoyar la distensión, distribuir alimentos y otros artículos de primera necesidad y procurar servicios de salud, entre otros cometidos.

Noticias ONU resume aquí algunas de esas aportaciones de la Organización para entregar ayuda sobre el terreno:

1. Protección

Los intensos ataques aéreos desde el sábado han desplazado a casi 190.000 personas en Gaza, por lo que la agencia de la ONU para los refugiados palestinos, la mencionada UNRWA, está alojando a 137.500 hombres, mujeres y niños en 83 de sus 288 escuelas, según el último informe de la situación de la agencia.

Hasta el martes, 18 instalaciones de la UNRWA han sufrido daños colaterales y directos por los ataques aéreos, resultando en numerosos heridos y muertos.

2. Distensión

Altos funcionarios de la ONU, incluidos los de la Oficina del Coordinador Especial de las Naciones Unidas para el Proceso de Paz en Oriente Medio (UNSCO, por sus siglas en inglés), mantienen intensas reuniones y contactos con las partes en conflicto y los principales interesados, incluidos Estados Unidos, Qatar y la Unión Europea, para reducir la intensidad del conflicto.

Por su parte, la Fuerza Provisional de las Naciones Unidas en el Líbano sigue vigilando la volátil situación de seguridad en la frontera entre Israel y Líbano, emitiendo directrices para los civiles y actualizaciones a través de las redes sociales.

«Hemos involucrado plenamente a nuestros mecanismos de intermediación y coordinación en todos los niveles, para ayudar a evitar malentendidos entre Líbano e Israel que puedan conducir a una escalada del conflicto», declararon los responsables de FPNUL.

«Este es nuestro principal enfoque en este momento, y estamos trabajando 24 horas al día siete días a la semana para lograrlo».

3. Servicios de emergencia

Israel anunció el lunes el bloqueo de alimentos, agua, combustible y electricidad en Gaza, mientras las agencias de la ONU advertían de la escasez de alimentos y una crisis inminente.

Se están desplegando baños y duchas móviles en los refugios de la UNRWA, según sea necesario.

Los palestinos en Gaza sólo tienen electricidad de tres a cuatro horas al día, lo que dificulta el funcionamiento de las instalaciones sanitarias y el tratamiento de los heridos, según la Oficina para la Coordinación de la Ayuda Humanitaria (OCHA).

4. Alimentos

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) y la UNRWA han coordinado la distribución de pan a los desplazados en los refugios de Gaza. Sin embargo, casi medio millón de personas, o 112.000 familias, no han podido recibir sus raciones de comida esta semana, ya que los centros de distribución de alimentos de la UNRWA están cerrados.

Desde el martes, el PMA comenzó a distribuir pan fresco, alimentos enlatados y alimentos listos para el consumo a unas 100.000 personas en los refugios de la UNRWA, con planes de llegar a más de afectados en Gaza y Cisjordania.

5. Salud

Los servicios sanitarios de emergencia se han ofrecido a través de la línea de atención telefónica gratuita en toda Gaza.

Los fondos comunes de la ONU basados en cada país (CBPF, por sus siglas en inglés) y sus socios distribuyeron vitales medicamentos de emergencia y para traumatismos y suministros médicos para que el sistema sanitario de Gaza pudiera responder a las crecientes necesidades.

Un total de 125 empleados sanitarios trabajan en turnos rotatorios en los centros de salud de la UNRWA, donde 15 de las 22 clínicas ofrecen servicios de atención primaria de 9 de la mañana a 12 del medio día a pacientes con citas urgentes remitidas a través de una línea telefónica gratuita.

Las líneas de ayuda de socorro y servicios sociales han estado operativas desde el martes, y apoyo psicosocial y primeros auxilios psicológicos a distancia.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF, por sus siglas en inglés) ha dispuesto de expertos en apoyo psicosocial a quienes lo necesiten en Gaza y Cisjordania. «La comunidad hace un llamamiento a la UNRWA para que abra los centros de salud cerrados, ya que hay una gran demanda de servicios», dijo la agencia.

6. Corredores humanitarios

La intensidad de las hostilidades había limitado la capacidad del personal para distribuir la ayuda en Gaza y esta semana se suspendió el acceso del personal y los suministros humanitarios.

Mientras tanto, la Organización Mundial de la Salud (OMS), otros organismos de las Naciones Unidas y socios siguieron trabajando para establecer un corredor que permita llegar a la población en Gaza con suministros críticos.