Durante la instalación del Grupo de Amistad México-Uruguay, su presidenta, la diputada Claudia Reyes Montiel (PRD), hizo votos por fortalecer los lazos entre ambos países, sus instituciones y la democracia, “tan importante hoy en día, si tenemos en cuenta lo que pasa en nuestra América Latina”.Afirmó que la forma de alcanzar la paz es a través del diálogo, el respeto, la tolerancia y el trabajo en equipo.
Indicó que en la primera reunión de este grupo de trabajo se analizarán los temas de migración, la legalización de la marihuana, la equidad de género y la cooperación parlamentaria, que son de gran relevancia para ambos países.
Recordó que la historia diplomática entre México y Uruguay se remonta al año 1831, tiempo en el cual se han firmado tratados de libre comercio, culturales, turísticos y científicos. “Con la instalación de este grupo damos un paso más en la consolidación de esta relación”.
El legislador Jesús Guzmán Avilés (PAN) mencionó que México y Uruguay son naciones hermanas a quienes une el idioma, la historia; lo importante es buscar la cercanía, conservar la amistad y abrir caminos de comunicación para lograr el bien de ambos países.
El diputado Hirepan Maya Martínez (Morena) se pronunció por un modelo económico que privilegie los derechos de los ciudadanos. “Los legisladores tenemos el deber de cambiar las condiciones de nuestros pueblos y mejorarlas”.
Lenin Nelson Campos Córdova, legislador del PRI, destacó los avances de Uruguay, los índices de progreso y la distribución de la riqueza. “Aunque tiene poca extensión territorial, es un país rico y debe ser un ejemplo”, expresó.
La diputada Verónica Juárez Piña (PRD) comentó que la intención de los grupos de amistad es hermanar a México con otras naciones para tener una retroalimentación, y que la riqueza de los distintos países se conozca y aplique en los trabajos legislativos.
La presidenta de la Cámara de Representantes de la República Oriental de Uruguay, María Cecilia Bottino Fiuri, pidió fortalecer la diplomacia parlamentaria, profundizar vínculos económicos, políticos y culturales e intercambiar experiencias en estabilidad institucional.
En su turno, Aníbal Cabral Segalerba, embajador de la República Oriental de Uruguay, resaltó que la democracia se asienta en la fortaleza de los partidos políticos, por lo que la diplomacia parlamentaria constituye un canal apropiado para que puedan manifestarse.
A su vez, la diputada uruguaya Lilián Raquel Galán Pérez dijo que hay temas comunes entre ambas naciones. Manifestó que México y Uruguay deben construir una región de paz, democracia, igualdad social y mayor respeto por los derechos humanos, “porque juntos conformamos esto que es América Latina”.
Posteriormente se firmó el acta constitutiva del Grupo de Amistad México-Uruguay y la legisladora Bottino Furi firmó el Libro de Visitantes Distinguidos de la Cámara de Diputados.