Inmuebles tokenizados, la forma más segura para invertir ante la caída de las criptomonedas

Finanzas
  • El miedo por el invierno cripto ha paralizado de cierta forma al mundo del Blockchain, y la presente recesión e inflación mundial han generado tensión en todos los mercados.

La inversión en el sector inmobiliario se ha vuelto una de las mejores formas para hacer rendir los ahorros, gracias a herramientas con tecnología blockchain que permiten adquirir inmuebles tokenizados.

En la actualidad el mercado de las criptomonedas está experimentando una caída después de casi dos años de buena racha, en los que el bitcoin se elevó desde menos de USD $5,000 en marzo de 2020 hasta casi USD $70,000 en noviembre de 2021 (Bloomberg, 2021). De acuerdo con Coinbase, a mediados de junio de 2022 el bitcoin, la criptomoneda más valiosa del mundo, había perdido cerca de 70% de su valor desde el máximo histórico registrado en noviembre de 2021; por su parte, Ethereum registraba una pérdida de casi 75% de su valor.

Aunado a esto, se tuvo un auge de muchas otras clases de activos de riesgo que surgieron y operaron por primera vez durante la pandemia de COVID-19. En este escenario, las criptomonedas se habían vuelto una gran opción para los minoristas, y los nuevos conceptos, como las NFT y los DeFi, ofrecían grandes rendimientos.

Este declive no se ha dado únicamente en el sector del Blockchain, sino que la inflación es la más alta de los últimos 40 años, Wall Street se encuentra en un mercado bajista, y con esto el temor de recesión aumenta y las acciones sobre el auge de las criptomonedas se caen.

Ahora bien, en cuanto al sector de inmuebles tokenizados, la pregunta de los inversionistas es: ¿de qué forma afecta la caída de las criptomonedas a modelos de negocio como Reental y cómo pueden proteger los usuarios sus inversiones de dichos modelos ante esta crisis?

La tecnología Blockchain ha abierto nuevas posibilidades en el sector inmobiliario y permite que los inversionistas puedan participar y aportar al estar presentes en él. La tokenización es únicamente la digitalización, a través del blockchain, de instrumentos financieros vinculados al mercado de los bienes raíces.

Eric Sánchez, CEO & cofundador de Reental, explica la tokenización como proceso de inversión: “Sabemos que dentro de unos años el uso de internet en muchos mercados va a ser exactamente igual a como se va invertir en el sector inmobiliario. Usamos la tecnología para que todo el proceso sea más sencillo y esté democratizado. El punto de la liquidez es muy importante a la hora de invertir en el sector inmobiliario”.

Cuando se invierte en Reental lo que se adquiere es una participación. “Nosotros hablamos siempre de inmuebles, y ya que la legislación aún no lo permite, se realiza mediante un préstamo participativo. Cuando compras una participación, un token, lo que obtienes es la parte proporcional a la cantidad que hayas invertido de ese préstamo participativo”, añade Eric Sánchez.

La participación que se obtiene de ese préstamo habilita al inversor a percibir los dividendos generados por la gestión del inmueble. Los dividendos que dejan los inmuebles de Reental,  entre el alquiler y la venta con la plusvalía, son de entre un 10% y un 15%. Pueden verse todos los inmuebles y los dividendos que deja cada uno de ellos aquí.

Es por esto que este tipo de negocio no se ve afectado por la caída de las criptomonedas o la crisis del mercado. “La caída del mercado no afecta en nada a nuestros tokens, ya que representan un producto financiero asociado a un inmueble. Los tokens que emite Reental son security tokens, validados por la CNMV en España, y su valor depende del valor del inmueble y de los rendimientos obtenidos en el mismo”, subraya el CEO de Reental.

Reental propone una forma de diversificar el mercado inmobiliario dentro del mercado cripto, y busca ser una alternativa que pueda balancear carteras al no encontrarse expuestos a la volatilidad del mercado. Los usuarios reciben los rendimientos generados mensualmente en USDT (moneda estable), por lo que tampoco se ven afectados por la volatilidad del mismo.