Tal y como lo informó la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, al comparecer ante las Cámaras del Congreso de la Unión, el Registro Nacional de Población (Renapo) iniciará las acciones para garantizar el derecho a la identidad de toda persona residente en territorio nacional, y de las mexicanas y mexicanos que vivan en el extranjero.

Esta información será resguardada con los más seguros y eficientes métodos de protección de datos personales en cumplimiento a lo dispuesto en la legislación vigente, y será utilizada para garantizar y acreditar la identidad de las personas a través de su unificación con los datos que ya obran en el Registro Nacional de Población en la base de datos e imágenes de actas de nacimiento y defunción que sustentan la emisión de la Clave Única de Registro de Población (CURP).

El Renapo no requiere ni pedirá al INE el padrón electoral ni ningún otro dato que no sea relevante para acreditar la identidad de las personas, como la dirección o distrito electoral, instrumentos electorales que por su naturaleza seguirán siendo integrados y administrados exclusivamente por dicho Instituto, conforme a sus atribuciones legales.

Tratándose de niñas, niños y adolescentes, la única autoridad constitucionalmente facultada para garantizar su derecho de identidad es la Secretaría de Gobernación, a través del Renapo.

La Secretaría de Gobernación promueve e intensifica el trabajo coordinado con toda la Administración Pública Federal y en particular, con los registros civiles del país en la tarea de garantizar el derecho a la identidad de toda la población con la absoluta convicción de generar políticas públicas con enfoque de inclusión e igualdad en beneficio de todas las personas en México.