La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural participa en las reuniones de trabajo que sostienen los integrantes de la Cadena Productiva Cebada, con el objetivo de fortalecer las condiciones de diálogo y negociación entre productores y la industria cervecera para el proceso de cultivo y comercialización del grano en el ciclo agrícola Primavera-Verano 2021.

En los encuentros, se fomenta el uso de reglas claras y precios justos, bajo la fórmula de “ganar-ganar”, y se garantiza en los procesos de siembra el acompañamiento de los bienes y servicios públicos necesarios para dar certidumbre a los productores.

En reuniones virtuales con productores de cebada de la región del altiplano, secretarios agropecuarios estatales y representantes de la agroindustria, el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula, destacó que en este proceso de negociación se prioriza el uso de mejor tecnología para la productividad y resiliencia, como la siembra de nuevas variedades del grano con ciclo corto.

Se impulsa, también, mayor acceso y en mejores condiciones a servicios de financiamiento, seguro agrícola y manejo poscosecha, externó.

“En los servicios de financiamiento y seguro agrícola existen áreas de oportunidad para actualizar los paquetes, rendimientos objetivo y coberturas de riesgo en las regiones cebaderas que ya usan nuevas variedades de alta productividad y resiliencia, con el fin de optimizar costos y mitigar riesgos”, apuntó.

En los últimos dos años, expuso, se ha dado mayor perspectiva y certidumbre a los agricultores –con beneficio directo para la agricultura nacional—, con el acompañamiento de la Secretaría y los gobiernos estatales mediante acciones con las que se cuida la interdependencia entre productores e industria.

Puntualizó que el acompañamiento permanente de la Secretaría al sector agroalimentario nacional comprende bienes y servicios públicos, como sanidad, inspección y certificación de semillas.

También, dijo, se considera el acceso a información agroclimática y agropecuaria; apertura y diversificación de mercados, y líneas de investigación e innovación para el desarrollo de nuevas tecnologías orientadas a la productividad, resiliencia y la producción de alimentos sanos e inocuos.

Villalobos Arámbula precisó que entre los factores externos que inciden en la conciliación del precio de granos en general, donde se encuentra la cebada maltera, están las variables de los precios internacionales de referencia de granos, costos de producción, pronósticos climatológicos, sequías, heladas y precipitaciones.

El titular de Agricultura destacó que en este año en el país se prevé el efecto del fenómeno “La Niña”, lo que significará que en las zonas de temporal, como el altiplano, tengan lugar precipitaciones pluviales dentro de la media y un año agrícola normal.

“Con estos factores podríamos tener mejores expectativas de productividad con un temporal favorable”, expresó el secretario Víctor Villalobos.

Refrendó el compromiso del Gobierno de México de ser un aliado de las causas justas en beneficio del campo y, en lo particular, para acompañar a la cadena productiva de la cebada en su proceso de negociación.

El objetivo, dijo, es que este sector se siga fortaleciendo y manteniendo como un referente mundial de cadena productiva transparente, eficiente, resiliente, innovadora, motor de desarrollo en las regiones cebaderas de México y generadora de bienestar para los jornaleros agrícolas, las familias productoras y todos los miembros de sus eslabones.

“La industria de la cebada es una muestra más de que el campo no se detiene y sigue su dinamismo de crecimiento”, subrayó el titular de Agricultura, Villalobos Arámbula.

Los representantes de los comités Nacional y estatales del Sistema Producto Cebada, liderados por Ricardo Canales, subrayaron la importancia de establecer fórmulas de definición de precios transparentes, a partir de costos de producción y estudios de rendimientos por regiones

Además, recalcaron, la exploración de nuevos mercados para regiones en donde pueda ser más competitiva la cebada forrajera que la maltera.

La representación del Grupo Modelo, a través de su director de Agronegocios, Santiago Torres, subrayó las negociaciones sostenidas en los últimos años, donde ha prevalecido la apertura al diálogo, con condiciones favorables del mercado.

Ejemplo de ello, observó, fue el cierre de negociaciones favorables registradas el año pasado, pese a imponderables climáticos y la pandemia sanitaria, la cual permitió realizar inversiones importantes para mejorar el servicio a los productores.

Refirió que la empresa estima que para el ciclo productivo Primavera-Verano 2021 se registrará una demanda importante de cebada, lo que representa una oportunidad para las familias productoras del país.

De cara a esa situación, apuntó que se realiza un análisis de costo de insumos y servicios de aseguramiento y financiamiento, lo que facilitará a los productores tener mejores condiciones de acceso a semillas certificadas, seguro agrícola y créditos.

Por otra parte, en reunión con Heineken México, que contó con la participación de Marco Mascarúa Galindo, vicepresidente de Asuntos Corporativos, y Óscar Gálvez Guzmán, director de Asuntos Públicos y Gobierno, los industriales recordaron que, a pesar de las restricciones operativas en 2020 por la pandemia sanitaria, lograron recibir las cosechas contratadas con los productores cebaderos e inclusive flexibilizar parámetros de compra, lo que evitó afectaciones a los productores.

De esta manera, comentaron, en el segundo semestre del año pasado el negocio registró una recuperación en efecto “V” y se atendió sin contratiempos a los mercados domésticos e internacionales.

Puntualizaron que como industria le apuestan a México, a sus productores y a la calidad y altos estándares de los servicios que tienen lugar aquí.

En los encuentros participaron también productores y representantes miembros de los comités nacional y estatales del Sistemas Producto Cebada Hidalgo, Tlaxcala, Puebla, Durango, Zacatecas y Estado de México.

Además, el director general de Fomento a la Agricultura de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, Santiago Argüello; el gerente general de la Asociación Mexicana de Secretarios de Desarrollo Agropecuario (AMSDA), Octavio Jurado; la secretaria del Campo en Puebla, Ana Laura Altamirano, y el director general de Agricultura en el Estado de México, Edgar Díaz Álvarez, así como funcionarios de la Secretaría de Agricultura de Tlaxcala, entre otros.