Antonio Ortega Martínez, secretario de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados e integrante del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, anunció que este instituto político inició ya la discusión para definir una estrategia sobre la forma en que se abordará el Paquete Económico 2021 que contiene las propuestas de Ingresos, Miscelánea Fiscal y Presupuesto enviados por el Ejecutivo a través de la Secretaría de Hacienda; y destacó que se ha acordado con los demás grupos de oposición, ir en unidad con sus pares en el Senado.

El legislador federal indicó que para este asunto se han definido tres aspectos fundamentales: Ajuste a la propuesta enviada por el Ejecutivo; Reasignación de recursos a siete ámbitos debilitados que requieren mayor respaldo y, finalmente, acompañar una lucha nacional en defensa del federalismo impidiendo la concentración de los recursos desde el centro.

“Realizaremos parlamentos ciudadanos y foros. Vamos a escuchar a los diferentes actores y sectores sociales y económicos, a recoger sus puntos de vista para justificar y atender este ajuste al Presupuesto que planteamos y, desde luego –expuso- vamos a trabajar para que el debate de un Presupuesto con un mayor compromiso, sea un asunto de las mayorías, de los ciudadanos, de la movilización social”.

Entonces, citó Ortega, en el PRD estamos diseñando ya esa estrategia, vamos a modificar el Presupuesto que envió el Ejecutivo.

El diputado perredista -quien también forma parte de la Comisión de Presupuesto en esta Cámara- indicó que, después de analizar la propuesta del Ejecutivo, se ha resuelto hacer una adecuación por definir de entre el 5 y el 9 por ciento.  Es decir, entre 300 y casi 600 mil millones de pesos que serían reasignados a siete áreas debilitadas presupuestalmente y requieren mayor respaldo para cumplir con programas, proyectos y necesidades fundamentales.

“Nos referimos al campo; la salud; la reactivación económica; la seguridad; educación; género, y participaciones o gasto federalizado en estados y municipios”, desglosó.

“Pensamos que estos siete rubros estratégicos han sido descuidados en la propuesta del Ejecutivo, han sido maltratados y vamos a tener que reajustar”.

Detalló que se considera hacer una mezcla de medidas para hacerse de dichos recursos y una tiene que ver con reducir el gasto en proyectos que para el Presidente, pueden ser de enorme importancia electoral, y son proyectos prioritarios para él; pero que en el escenario nacional hay otras prioridades. Pensamos reducir la inversión en Dos Bocas; Tren Maya; Transístmico; y en programas sociales cuyos resultados y evaluación revelan que han tenido dificultades para concretarse.

También, citó, “pensamos que es indispensable abordar con seriedad un porcentaje de deuda mayor del que está contemplado en el Presupuesto y, de manera especial, que el Presidente cumpla con su ofrecimiento de reducir impuestos (IVA e ISR) en el sur-sureste del país para detonar las inversiones.

Finalmente, el diputado perredista mencionó que se está en la ruta de definir cómo convertir la concentración de poder y recursos desde el centro (en detrimento de la federación, estados y municipios) en una lucha nacional de todas y todos los ciudadanos.