Inicia en Tabasco el desarrollo de tres grandes obras hidráulicas de captación y potabilización de agua

Nacional

El Gobierno de México avanza, en Tabasco, con el desarrollo de infraestructura de protección ante ciclones tropicales y el abasto de agua potable para la población, en especial, para las comunidades más vulnerables. En ese marco, hoy se anunció el inicio de tres grandes obras que impactarán a las familias tabasqueñas: la obra de toma Carrizal II, el acueducto Usumacinta y la planta potabilizadora Carrizal II.

Así lo informó el director general de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Germán Arturo Martínez Santoyo, en compañía del gobernador constitucional de Tabasco, Carlos Manuel Merino Campos, y la presidenta municipal de Centro, Yolanda Osuna Huerta, durante la exposición del proyecto.

En un acto de justicia social para los habitantes de la región, y atendiendo las instrucciones del presidente Andrés Manuel López Obrador, el Gobierno de México aporta más de 950 millones de pesos (mdp), para llevar agua potable a comunidades que carecen de este recurso”, destacó el titular de la Conagua.

Asimismo, explicó que, de manera conjunta entre el gobierno estatal, el municipio de Centro y la Comisión, se han hecho esfuerzos para captar 4 mil litros de agua por segundo, a fin de transportarla, potabilizarla y abastecer también a las potabilizadoras Villahermosa y Carrizal II.

Además, informó que en todo el país se construyen presas, acueductos para el suministro de agua potable y obras de protección en todo el país, que captarán un caudal estimado de 17 metros cúbicos por segundo y contribuirán a que, al final de la presente administración, se cuente con 100 mil nuevas hectáreas dedicadas a actividades agrícolas.

“Esto representa una inversión de más de 93 mil mdp, ejercidos con plena transparencia y cero tolerancia a la corrupción, en beneficio de más 21 millones de habitantes y productores, lo que permite generar más de 44 mil empleos directos”, aseguró Martínez Santoyo.

Finalmente, Martínez Santoyo, destacó que la Conagua ha mantenido, en Tabasco, el desarrollo de obras de protección en ríos, como son el reforzamiento de bordos y construcción de muros, protecciones marginales y espigones. “La rehabilitación, mantenimiento y construcción de compuertas, escotaduras, drenes, entre otras obras contribuyen a salvaguardar centros de población, pero principalmente, la integridad y el bienestar de las personas en condiciones más vulnerables”, indicó.

Por su parte, el gobernador Carlos Manuel Merino dijo que la actual administración federal se ha especializado en acciones que dignifican y elevan la calidad de vida de las personas, y ahora con una inversión que ronda los mil millones de pesos, se llevará a cabo la planta potabilizadora Carrizal II, a través de la Conagua.

En ese sentido, señaló que con esa planta se mejorará la calidad del agua e incrementará la cantidad disponible con la que se abastece a la población. Agradeció la comprensión de la ciudadanía durante el periodo de construcción, ya que las obras serán de gran beneficio para la comunidad. “Como un gobierno comprometido, queremos dejar constancia de que, cuando hay una adecuada coordinación, interés y uso responsable de los recursos, podemos generar cambios profundos”, aseguró.

A su vez, Yolanda Osuna Huerta destacó que este proyecto, que reúne tres grandes obras, es el más importante del Gobierno de México para Tabasco y atiende dos principales problemas: la escasez y la turbiedad del río Grijalva. Finalmente, la presidenta municipal de Centro agradeció el respaldo del Presidente de la República para resolver esta situación, y ayudar a mejorar las condiciones de vida de las familias tabasqueñas.