Los edificios dañados por un sismo requieren necesariamente ser reparados o reconstruidos bajo la supervisión de un ingeniero especialista en estructuras para no incurrir en evaluaciones erróneas por falta de conocimiento, afirmó el doctor Óscar Manuel González Cuevas, investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

El profesor del Departamento de Materiales de la Unidad Azcapotzalco señaló que el reporte general de un inmueble debe arrojar el comportamiento que tuvo la estructura durante el movimiento y los procesos de inspección deben considerar los elementos estructurales primarios y secundarios.

Sobre la atención de problemas con aquellos dañados, el ex Rector General de la UAM indicó que los primeros pasos son la identificación y la evaluación de la afectación por un sismo para sugerir acciones temporales y hacer un censo inicial de las construcciones a reparar o demoler, de acuerdo con el estado que guarda cada uno.

Después de los sismos de 1985, la Unidad Azcapotzalco publicó el manual Reparaciones de estructuras de concreto y mampostería, con la finalidad de ofrecer un protocolo para afrontar los problemas por infraestructura que requiriera rehabilitación, recordó.

“En aquellos años la UAM participó en la reconstrucción de viviendas en Tepito, donde se levantaron casas con la estructura habitacional que guardan las vecindades, una forma constructiva de ese barrio de la Ciudad de México”.

En la actualidad, en el Departamento de Materiales se experimenta con el reforzamiento de columnas de concreto colocándoles una camisa de metal, que consiste en instalar refuerzos con cinturones de metal, que al calentarse se sueldan y una vez fríos presionan con firmeza la columna.

También se ensaya con mallas de fibras de carbono, que se colocan alrededor de las columnas para posteriormente aplicar una malla que se fija con una resina especial, un procedimiento que ha probado ser muy resistente por la combinación de carbono y resina epóxica.

El académico dictó la conferencia Evaluación y reparación de estructuras de concreto y mampostería dañadas por sismos