El Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol), realizó el Encuentro sobre cooperación educativa y desarrollo integral con Centroamérica: el papel de los organismos de la Sociedad Civil, en donde se presentó el proyecto Jóvenes Promesas, como una experiencia exitosa gracias a las cual 30 estudiantes centroamericanos se han trasladado a México, para realizar estudios y desarrollar liderazgos con los que beneficien a sus comunidades de origen.
Jóvenes Promesas es una iniciativa que beneficia a jóvenes que pertenecen al triángulo norte y viven en zonas de exclusión social. Busca que jóvenes estudiantes puedan trasladarse a México y realizar estudios profesionales técnicos. La iniciativa es impulsada por Fe y Alegría Centroamérica, Fundación Juconi, AC, Puente Ciudadano, AC, el Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE), así como instancias del Gobierno Federal y del estado de Puebla
Luz Beatriz Rosales Esteva, Titular del Indesol, indicó que la dependencia busca enriquecer el trabajo de la sociedad civil organizada, así como favorecer el diálogo y cooperación entre sociedad civil y gobierno. Indicó que el trabajo y experiencia de las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) permite enriquecer los modelos de trabajo, por lo que celebró que existan iniciativas como Jóvenes Promesas que buscan la inclusión social de personas migrantes, pues como país se debe favorecer el desarrollo de la región.
El Padre Miquel Cortés, director de Fundación Fe y Alegría Centroamérica, informó que “Jóvenes Promesas” es un modelo de escuela gratuita subvencionada por Estados de Centroamérica, que busca fortalecer la educación pública. El reto, indicó, es ofrecer educación gratuita de calidad con una perspectiva de emprendimiento y productividad. Expuso que la iniciativa surgió hace más de un año para brindar oportunidades de manera distinta.
“Las becas son un instrumento, pero no son el núcleo y el Programa implica una cooperación entre países e instituciones” subrayó. Los jóvenes beneficiarios de la iniciativa se han establecido en Puebla en donde han sido acogidos por diversas familias mexicanas. Así mismo, el CONALEP ha tenido un papel fundamental para hacer pruebas de selección. Con el programa, se busca, además de brindar posibilidades de estudio, que las y los jóvenes desarrollen liderazgos positivos, “el éxito del proyecto es la articulación en red entre OSC que propician liderazgos estratégicos, no solo de estudiantes, sino de instituciones”.
Daniel Ponce Vázquez, Coordinador de Vinculación, Dependencias y Órdenes de Gobierno del Sistema Nacional de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA), mencionó que la intención fundamental del proyecto conjunto es que cuando regresen a sus países, las y los jóvenes puedan conocer experiencias de modelos de liderazgo juvenil para aplicar en sus comunidades. Para ello, necesitan herramientas de empoderamiento, para lo cual la labor de las OSC ha sido un aporte importante.
Carlos Heredia Zubieta, Profesor Investigador del CIDE, indicó que, desde hace 5 años, desde el CIDE se comenzó a trabajar en investigación con universidades de Centroamérica. De ahí surgió la vinculación con Fe uy Alegría y se planteó un proyecto de cooperación educativa con sociedad civil academia, empresas, iglesia y cooperación internacional. “Jóvenes promesas, representa un proyecto de diplomacia ciudadana y como sociedad mexicana tenemos la responsabilidad hacia la región en el sentido de hacer a nuestros países mas habitables”.
En su intervención, Alexandra Hass Paciuc, expuso que “Jóvenes Promesas aporta a la transformación de las condiciones estructurales de exclusión y las brechas de desigualdad de los países de la región”. Con iniciativas de este tipo “se salvan vidas, se genera cohesión social, se combate la xenofobia y nos permite imaginar otra versión de nuestra relación con Centroamérica”.

Artículo anteriorRefrenda gobierno de Zacatecas compromiso de trabajo conjunto con el Congreso de la Unión
Artículo siguienteDeja puente más de 22 mdp a hoteles de Zacatecas