Incorpora Cámara de Diputados lenguaje incluyente en la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal

El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó por consenso de 465 votos a favor, el dictamen que reforma el artículo 14 de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, a fin de incorporar el lenguaje incluyente para garantizar el principio de paridad de género.

Con la modificación se establece que al frente de cada Secretaría habrá un Secretario o Secretaria de Estado quienes, para el despacho de los asuntos de su competencia, se auxiliarán por los Subsecretarios o Subsecretarias, Titular de la Unidad de Administración y Finanzas, jefes o jefas de departamento, y las demás personas funcionarias, en términos que establezcan el reglamento interior respectivo y otras disposiciones legales.

Se promueve la igualdad de género

Al fundamentar el dictamen, que fue enviado a la Cámara de Senadores para sus efectos constitucionales, la diputada Alma Delia Navarrete Rivera (Morena) destacó que al incorporar en femenino los cargos se deja claro el mandato constitucional de que las mujeres y hombres tienen la misma posibilidad de ocupar la titularidad de estas posiciones gubernamentales.

Añadió que con ello se evitan posibles interpretaciones en demérito de la participación de las mujeres en el servicio público. Asimismo, se modifica la palabra individuo por persona, refiriendo con ello la igualdad, la dignidad y el respeto que merecen todas las personas sin importar su género o condición.

Subrayó que modificar este ordenamiento para que sea incluyente no es sólo una cuestión de semántica o gramática, sino que enaltece el rol de las mujeres en la sociedad.

Impulsa la participación de las mujeres en el sector público

Al fijar su posicionamiento vía la plataforma digital, la diputada del PRI, Mariana Rodríguez Mier y Terán, indicó que esta reforma impulsa el derecho de participación de las mujeres en la integración de políticas públicas, fomenta la igualdad de oportunidades y su empoderamiento en el sector público.

Enfatizó que el Estado mexicano tiene la obligación de implementar medidas y acciones para garantizar los derechos humanos de las mujeres y no sólo por mandato constitucional, sino también por los acuerdos internacionales y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible que establecen el compromiso de los gobiernos de velar por la igualdad.