China y México refrendaron sus lazos culturales a través de la exposición China en mi imaginación, la cual promueve los derechos culturales de las y los niños mexicanos al invitarlos a conocer esa cultura milenaria, indagar sobre ella y plasmar su imaginario por medio de un dibujo.
El Palacio de Correos muestra el trabajo de la nueva generación de artistas. Niños entre siete y doce años guiados por profesores de la Sección de Enseñanzas Artísticas de la Subdirección General de Educación e Investigación Artísticas (SGEIA) del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), utilizaron una variedad de técnicas, dando como resultado verdaderas obras de arte.
Embajada de China socio cultural de la niñez
El embajador de la República Popular China en México, Qiu Xiaoqi, agradeció al Palacio Postal por el espacio para montar la exposición, al INBAL por el apoyo recibido durante las cinco ediciones del concurso que muestra el talento infantil.
Señaló que en el campo cultural, educativo, y el de la ciencia y la tecnología, hemos organizado muchas actividades, desde hace años. México es el país latinoamericano donde se han organizado más y mejores actividades, como este concurso.
Para el concurso de este año, el tema será Un viaje a China, por lo cual el embajador afirmó que México es el país latinoamericano donde se han organizado más y mejores actividades culturales, como este concurso. Es sembrar la semilla de amistad en el corazón de la juventud, base importante para el futuro de nuestras relaciones.

Las y los niños saben soñar su futuro

La Dra. Lucina Jiménez, directora general del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, agradeció a Nidia Chávez Rocha, directora general del Servicio Postal Mexicano, su hospitalidad para “recibir a lo más valioso que tenemos en nuestro país, las niñas y los niños, así como la expresión artística y cultural”.
Comentó que iniciar la ceremonia con La danza del dragón muestra que el arte nos da energía, disciplina, trabajo de colaboración, además de compartir un mismo propósito y si a eso sumamos el respeto al idioma, hablaremos de pueblos con sentido de valor, pertenencia y niñas y niños que saben soñar su futuro y están haciéndose parte de su presente de manera positiva.
Agradeció a los familiares que acompañaron a los participantes, a los profesores del INBAL que brindan la posibilidad de que el dibujo forme parte de la vida cotidiana de los niños. “Ustedes son parte del origen del INBAL”, dijo.
Al dirigirse al embajador Qiu Xiaoqi, Lucina Jiménez afirmó que era un privilegio trabajar con las escuelas para sumar el diálogo y la cooperación entre dos pueblos que tienen tradición milenaria, diversidad lingüística y en el arte, danza, dibujo y comida, parte de esa fortaleza cultural que nos hace ser lo que somos.
El arte infantil escolar en el Palacio Postal
La Embajada de la República Popular China en México, el Centro Cultural de China en México y la Sección de Enseñanzas Artísticas del INBAL, organizadores de este concurso y su respectiva exposición, se han dado a la tarea de engrosar los lazos de amistad y trabajo a través de proyectos artísticos y culturales, en esta ocasión se recibieron 750 trabajos de 52 escuelas y 17 talleres en los que imparten clase 72 maestros del INBAL, beneficiando a 17 mil 300 alumnos.
Al final se seleccionaron 172 trabajos, otorgando tres premios por categoría: 1º y 2º grado de primaria, 3º y 4º, 5º y 6º, así como nueve menciones honoríficas.
En la primera categoría resultó ganador Isaac Meza García, de siete años, de la Primaria Revolución Mexicana. Su dibujo, titulado Primavera en China, muestra un dragón montado por un hombre.
Sofía Arellano, en la categoría de 5º y 6º grado, tituló su dibujo Festejo de Año Nuevo Chino. Ella pintó un templo, porque dijo que cada vez que piensa en China imagina que hay muchos templos aislados, por lo cual lo rodeó de plantas de bambú.
Verónica Solares y Omar Arellano, padres de Sofía, comentaron que la ganadora y su hermana toman clases en el taller de grabado del Centro de Tlalpan, espacio gratuito para los niños.
Aylin Vanesa Hernández Ramírez, de la Escuela Obrero Mexicano, recibió Mención honorífica por Perro con mandalas, la técnica que utilizó fueron gises difuminados.
Monserrat Sánchez García, de 8 años, también recibió Mención honorífica, quien pintó un niño con una canasta y un dragón con lápiz y crayolas. “Me gustó este concurso porque es de China y aprendimos cosas de ese país”.