La Secretaría de Cultura, por medio del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), en su propósito de otorgar el acceso a la cultura en todos los sectores de la sociedad, atiende a Niñas y Niños Talento en la Galería José María Velasco (GJMV).

“Desde que dio inicio el ciclo escolar, Niñas y Niños Talento reciben atención dos horas a la semana en la GJMV”, señaló Víctor Hugo Portillo Serrano, encargado del Área de Servicios Educativos del recinto anfitrión, quien muestra la exposición que actualmente se exhibe a los pequeños que van de los seis y hasta los 15 años.

Titulada Mather Materia, la exhibición escultórica que visitan es una propuesta de dos integrantes del Salón de la Plástica Mexicana, Froylán Ruiz y Abel Ramírez, faceta artística que, a decir del guía, no es muy conocida. También pueden apreciar la Pieza del mes, obra del artista Pablo Herrera Galicia llamada El niño Pablo, retrato de su hijo, y en el Gabinete, Notas desde la esencia part XVIII, de Francesco Orazzini.

Portillo Serrano explicó que estas son las herramientas artísticas con las que se involucran los pequeños en el mundo del arte y compartió que luego del recorrido se instalan en un taller para explorar sus intereses.

En la actividad, las Niñas y Niños Talento elijen una escultura, la dibujan y luego crean una pieza tridimensional, de tal manera que recorren todo el proceso creativo, afirmó Portillo Serrano. Pueden recrear exactamente su obra preferida, pero también tienen la libertad de transformarla en algo similar o completamente diferente.

Todos los participantes se sienten inspirados al crear y manifestar sus percepciones. Completamente comprometidos con el proceso, recrean con alegría y compromiso la calavera con flores en la cabeza, un dorso llamado Diablito, lo mismo que una de las obras más aclamadas, la figura de tres hombres que representan tres generaciones.

Además de asistir a una actividad lúdica, los niños pueden conocer artistas que logran sensibilizarlos, así como las diversas técnicas que usan en su trabajo. Por ejemplo, la obra de Orazzini entra en el neofigurativismo, emplea imágenes abstractas, realizadas a lápiz y acuarela; en cambio, en El niño Pablo, Herrera Galicia propone, con técnicas pictóricas en acrílico, una obra reflexiva, un retrato en estado de ensoñación.

“Nos han visitado de Naucalpan, Iztapalapa, Iztacalco, de escuelas aledañas a esta alcaldía, que es la Cuauhtémoc, y todos los Centros de Desarrollo Humano del Sistema DIF. Pueden venir a visitar y vivir esta experiencia que los pequeños disfrutan tanto”, concluyó el entrevistado.

El programa de Niñas y Niños Talento atiende a menores de seis a 15 años de edad, vulnerables por carencia social, con aptitudes académicas sobresalientes (calificación entre 9 y 10), que residan y estén inscritos en escuelas públicas de educación primaria y secundaria de la Ciudad de México.

Estas niñas y niños reciben una hora de actividad a la semana en alguna de las 15 disciplinas con las que cuenta el programa, mismas que se agrupan dentro de 3 áreas temáticas: Artes (Música, Artes plásticas, Teatro, Creación literaria, Danza Folklórica, Danza Contemporánea), Ciencias (Computación, Historia, Ciencias, Inglés) y Deportes (Natación, Futbol, Basquetbol, Voleibol, Gimnasia).