Close
Una manera distinta de leer...

Inaugura diputado Porfirio Muñoz Ledo foros de análisis del Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024

El Presidente de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, aseguró que el estudio del Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2019-2024, reafirma la separación y equilibrio de poderes, propios de nuestro régimen republicano, y da certidumbre a los actos y acciones de gobierno.
Al inaugurar los foros de análisis del PND, afirmó que esa certidumbre es muy importante en estos tiempos de globalización, en que todo el mundo pide certeza, los actores políticos y económicos externos e internos. “Aquí hay certidumbre, porque la gente sabe qué va a pasar, en lo fundamental, durante los próximos cinco años”.
Resaltó que estos foros son un ejercicio nuevo, aunque no inédito, porque conforme a las reformas del 2012, se reestableció la obligación de la Cámara de Diputados de aprobar el PND.
El diputado presidente indicó que se tendrán discusiones durante los dos próximos meses. Después, la Conferencia para la Dirección y Programación de los Trabajos Legislativos someterá al Pleno el PND, para posteriormente tener un periodo extraordinario para que se vote, apruebe y regrese al Ejecutivo.
Manifestó que la Cámara tiene la opción de decir que sí o que no. “Creemos que dirá que sí, entonces sigue su curso, y esta Cámara puede, incluso, formular observaciones; eso es muy importante”.
Agregó que la Conferencia para la Dirección y Programación de los Trabajos Legislativos es la encargada de impulsar los foros de análisis. “Es un órgano que se usaba poco, pero cobra relevancia porque permite el trabajo conjunto de las comisiones y de los dirigentes de los partidos”.
Muñoz Ledo refirió que, desde el 30 de abril, cuando la Cámara recibió el PND, de inmediato se turnó a todas las comisiones ordinarias para que emitan su opinión.
Recordó que en otra época hubo un plan sexenal en donde por un decreto de Lázaro Cárdenas del Río, todo lo que contenía ese plan se hizo obligatorio. Posteriormente, vino el artículo 26 de la Constitución, su redacción actual, en donde junto con la Ley de Planeación, se ordenó que el PND se discutiera y aprobara por la Cámara de Diputados.
La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, resaltó que el Plan Nacional de Desarrollo tiene alto sentido social, es accesible al pueblo de México, y plantea objetivos generales que, sin duda, pueden y deben ponerse a discusión para que durante su ejecución no tengan mayor problema.
“Apostamos por un cambio de mentalidad en la vida pública, en la política y, sobre todo, generar nuevas formas de vivir en México, con libertad, con posibilidades, con garantías de vida digna, sin violencia, con trabajo y con una economía fuerte”, sostuvo.
La funcionaria afirmó que el PND debe ponerse a discusión de los ciudadanos del pueblo de México, pues sólo así se podrán contener en el texto los sentimientos y las necesidades reales que el país requiere.
Mencionó que el Plan está inspirado en dos documentos: el del Partido Liberal que en 1906 los magonistas hicieran público y en el plan sexenal del general Lázaro Cárdenas del Río, ambos con una visión social amplia, con el compromiso de poner primero al pueblo de México. “Estas dos características nos hablan de un documento distinto con sustento histórico y con valor patriótico”. También, dijo, por primera vez existe un fundamento vinculante entre lo que presenta el Presidente de la República y lo que dictamina la Cámara de Diputados.
Precisó que uno de los ejes centrales que sostiene el Plan Nacional de Desarrollo es el combate a la corrupción. Asimismo, el enfoque económico que se plantea es el crecimiento con austeridad, disciplina fiscal, cese al endeudamiento, respeto a la autonomía del Banco de México, creación de empleos, fortalecimiento del mercado interno, impulso al campo, a la ciencia y a la educación. “En el documento es claro que se reafirma el compromiso de separar el poder político del poder económico”.
Recalcó que “hoy como nunca antes” se enmarca como responsabilidad irrenunciable el respeto a los pueblos originarios, la salvaguarda de sus usos, costumbres y derecho a la autodeterminación.
Reconoció que “la vida digna de los mexicanos ha estado en riesgo, por eso se hace expresa la intención de reivindicar la dignidad de las mujeres, de los adultos mayores, de los niños y jóvenes, de quienes han sido condenados al olvido y al desamparo, nunca más de esa forma”. Por eso, sostuvo, la atención a todos esos grupos se presenta como ejes de la política nacional.
Resaltó que la importancia de la participación democrática toma una nueva forma, ya que se garantizarán mecanismos de participación como la consulta popular, la revocación de mandato o las asambleas comunitarias. Destacó la recuperación del principio de reinserción social, al sostener que se da fin a la guerra contra las drogas buscando restarle base social a la criminalidad mediante la incorporación masiva de jóvenes al estudio y al trabajo.
También enfatizó la importancia de la Guardia Nacional como el mecanismo fundamental para la pacificación del país y garantizar la seguridad interior.
Afirmó que la administración pública federal mantiene el compromiso de concentrar funciones y eliminar duplicidades dentro de su actividad institucional, además de que se eliminan el uso del erario para el mantenimiento de privilegios y prebendas de que han disfrutado los funcionarios de alto nivel.
La presidenta de la Comisión de Gobernación y Población, diputada Rocío Barrera Badillo (Morena), expresó que, en el marco del ejercicio de la facultad exclusiva de la Cámara de Diputados de aprobar el Plan Nacional de Desarrollo, se da apertura a los foros de parlamento abierto organizado por las comisiones legislativas a fin de discutir y analizar el contenido del documento base de planeación del país.
Indicó que este ejercicio no sólo es inédito sino impensable hace años. Da cuenta de una nueva era, una en la que la colaboración entre poderes es la base de la acción pública y en la que la apertura a la sociedad es un ingrediente inexcusable.
“El ejercicio al que hoy se da apertura tiene como propósito conocer la opinión de todas y cada una de las comisiones legislativas, para que el pleno pueda definir si el instrumento que nos fue enviado cumple con los objetivos y necesidades del desarrollo nacional”, añadió.
Resaltó que éste es un ejercicio inédito, pues antes, el Plan Nacional de Desarrollo era definido de manera exclusiva por el Ejecutivo federal, sin que hubiera un contrapeso que pudiera hacerle observaciones. “Se trata de una clara señal del fortalecimiento del sistema democrático y de derecho”.
Participación de diputados
En los posicionamientos de los grupos parlamentarios, el diputado Raúl Eduardo Bonifaz Moedano (Morena) señaló que desde la Comisión de Asuntos Frontera Sur se inició el análisis del Plan Nacional de Desarrollo y afirmó que “el objetivo del documento 2019-2024 es la construcción de un nuevo pacto social capaz de remontar el desbarajuste al que fue conducido el país”.
Relató que la promesa expresa en ese texto es simple y profunda: los distintos sectores de la sociedad mexicana necesitan objetivos nacionales distintos a los instaurados por el neoliberalismo; una nueva ruta para alcanzar los objetivos y un nuevo conjunto de reglas explícitas e implícitas de convivencia. “Hoy se tiene la gran oportunidad de considerar lo que es mejor para el país y revisar con seriedad este Plan”.
La diputada Adriana Dávila Fernández (PAN) puntualizó que se debe estar atento a todo lo que se diga en estos foros para darle al Ejecutivo federal el mejor instrumento y con el equilibrio que el Congreso de la Unión debe tener, concretamente en esta Cámara de Diputados.
Se pronunció por revisar los cómo, los porqués y los resultados que tienen que darse a corto y mediano plazos en temas fundamentales como los de género, seguridad, en los programas sociales, y aseguró que se percibe una gran carga ideológica en el Plan Nacional de Desarrollo.
Rubén Ignacio Moreira Valdez, diputado del PRI, precisó que como oposición presentarán opiniones y confrontarán sus ideas en el marco de respeto y pensando en mejorar las políticas públicas. “Lo haremos con responsabilidad porque nos queda claro que todos queremos a México y el propósito es mejorar las condiciones de la nación”.
Indicó que todos los temas del Plan Nacional de Desarrollo son importantes, pero hay algunos que son fundamentales, como el de seguridad donde se plantea un cambio de paradigma. Además, expuso que se trabajará en el tema de la frontera norte, para verla no con una línea divisoria sino como una zona del país y una forma de pensar una cultura, una relación económica y que tiene temas muy variados.
Del PT, el diputado Reginaldo Sandoval Flores celebró el arranque de los foros, ya que “es un acto inédito que después de muchos esfuerzos y lucha este Poder Legislativo tiene la facultad de aprobar o desaprobar el Plan Nacional de Desarrollo, si no se ajusta a los fines que marca la Constitución”.
Subrayó que por primera vez se intenta hacer un esfuerzo de planeación de mediano plazo que implicaría que, por lo menos, en el horizonte de seis años se tenga claridad de qué hará el Ejecutivo federal. Resaltó que el PND contiene con claridad los objetivos y el Poder Legislativo podrá incluir reflexiones, por lo que expresó su confianza en que el Ejecutivo las pueda incorporar.
La diputada Martha Tagle Martínez (MC) se congratuló que el Plan Nacional de Desarrollo se discuta en parlamento abierto y afirmó que esta facultad que se le da a la Cámara de Diputados es muy importante, por lo que se tiene que ser corresponsables en la discusión y atender las observaciones que hagan los especialistas, en temas de respeto a derechos humanos, eliminación de todas las formas de discriminación, igualdad sustantiva entre hombres y mujeres y reconocimiento a pueblos indígenas.
Calificó de trascendental que esta nueva facultad constitucional que tiene la Cámara de Diputados no sólo se limite a verificar, si se cumple o no con los objetivos de desarrollo establecidos en la Carta Magna, sino va más allá; es decir, que estas estrategias estén apegadas a lo que establecen los acuerdos y tratados. “Necesitamos tener una evaluación permanente y un seguimiento del Plan, porque también nos corresponde el tema presupuestal”.
Por el PRD, la diputada Verónica Beatriz Juárez Piña se manifestó a favor de trabajar en torno a la legalidad y dar el más amplio debate y construir democracia con instituciones y leyes. “La propia aprobación o no del Plan Nacional de Desarrollo, a través de la colaboración del Poder Legislativo y con el método de Parlamento Abierto debe de ser efectivo; eso es lo trascendente”.
Subrayó que su partido estará atento y participando en todos los foros y en las discusiones en cumplimiento de la Constitución y de las leyes. “Estamos ante un reto en esta Cámara de Diputados y hago votos para que lo que discutamos y escuchemos pueda contribuir a tener una hoja de ruta que se cristalice en políticas públicas que transforme al país”.
El diputado del PVEM, Marco Antonio Gómez Alcantar externó su interés por enriquecer un documento que guiará el destino del país por los próximos seis años, y destacó la corresponsabilidad que tienen los legisladores junto con el Ejecutivo para que “a México le vaya bien; eso es una buena noticia porque así se genera democracia y esa fortalece instituciones”.
Agregó que el éxito o fracaso de México no depende exclusivamente del Poder Ejecutivo, sino de la participación de los demás poderes, “y éste es un primer paso, en el cual el Legislativo se hace corresponsable de lo que le suceda al país en los siguientes años; estamos dispuestos a contribuir”.

scroll to top