El Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática en la Cámara de Diputados emplazó a los coordinadores de los grupos parlamentarios de esta soberanía -comenzando por el coordinador de la bancada de Morena, Ignacio Mier- a rechazar la ampliación in extremis avalada ayer de manera irregular en el Senado de la República, mediante la cual se pretende ampliar por dos años más, el mandato del Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar; pese a que la Constitución lo prohíbe.

A nombre del Grupo Parlamentario del PRD en el Recinto Legislativo de San Lázaro, Antonio Ortega Martínez censuró la forma en que fue realizada esta maniobra contraviniendo a la propia Constitución de la República pues, para comenzar, no modificaron la Ley Orgánica del Poder Judicial, ni la Constitución sino que, “en una treta, una trampa en un estilo que no conocíamos ni en las etapas más oscuras del viejo régimen, se violentó la jerarquía normativa y legislativa, y se utilizó un ‘transitorio’ para modificar la Constitución de la República”.

“Hubo ilegalidad en el proceso ya que a escondidas, sin dar a conocer el documento en tribuna, sin una lectura ni una discusión previa, la propuesta del senador Raúl Bolaños del Partido Verde fue puesta a votación cuando muchos ya se habían retirado; fueron sorprendidos, otros reclamaron rectificaciones, ofrecieron disculpas y, se trató de un procedimiento totalmente atropellado”, destacó.

El legislador federal enfatizó que “una disposición que modifica el periodo de ejercicio de un Juez es trascendente y sustantiva y, por lo tanto, debiera estar integrada en el cuerpo normativo de la Ley con carácter permanente. En el caso de colocarla en un ‘transitorio’ (como ocurrió), hace que su legalidad y obligatoriedad sean cuestionables en cuanto a su aplicación; más cuando el tema de los plazos para el ejercicio de la función se regula en la misma Constitución Política”, expuso.

Ortega Martínez confió por ello en que la Cámara de Diputados no avalará una decisión en este marco, pues –dijo- “sería una mancha imborrable”.

“Esta intención plasmada en el transitorio viola flagrantemente la Constitución, es un artero golpe al funcionamiento y equilibrio de poderes en el Estado Mexicano, vapulea la división y facultades expresas que la Constitución da a cada uno de ellos”, sentenció.

“Me parece, añadió el perredista, que la propia redacción del transitorio no motiva ni fundamenta el acto y, por lo tanto, la decisión de ampliar el plazo para ser Presidente de la Corte y para algunos consejeros de la Judicatura Federal, es una clara violación a la Constitución, es una agresión a un acto reservado en nuestra máxima ley por la importancia sobre la forma en que se elige al Presidente de la Corte. Este principio está reservado en la Carta Magna y, por lo tanto, la decisión del Senado es absurda, inadmisible y raya en lo cómico”.

De inicio, el legislador consideró preocupante, de alarma y miedo lo que aprobaron los senadores, por lo que sugirió que, en la Cámara de Diputados, después de la avalancha de críticas y reclamos contra el Senado, haya una rectificación pues sería vergonzoso para el Legislativo, confirmar lo que se aprobó ayer en la Cámara Alta.

“El Senador Ricardo Monreal (coordinador de Morena) que tanto presume su formación académica de doctor y maestro en derecho por la UNAM ha puesto en vergüenza a sus maestros, a la institución y se ha puesto en vergüenza él mismo”, reprobó.

Finalmente, Ortega Martínez llamó al coordinador de Morena en la Cámara de Diputados, Ignacio Mier y a todos los coordinadores de los grupos parlamentarios y miembros de la Junta de Coordinación Política para que, en el momento en que se discuta esta reforma a la ley orgánica del Poder Judicial, se tome el acuerdo de rechazarla contundentemente para el bien y salud pública y política del país.

“Este artículo transitorio de la iniciativa que recibiremos del Senado de la República ni siquiera debiera ser discutido. Debe ser votado y rechazado de manera absoluta y contundente”, remató.