Impulsan en el Senado reformas para evitar discriminación en selección de personal

Política
  • La senadora Patricia Mercado pretende que el mercado laboral avance hacia una contratación objetiva y sin sesgos indebidos. 

A pesar de que en México se han derribado la mayoría de las barreras que podrían constituir discriminación, obtener un empleo, un ascenso y un salario adecuado no depende enteramente del mérito, de las capacidades y de la trayectoria, sino de los contactos familiares, las características físicas o los apellidos, reconoció la senadora Patricia Mercado Castro.

Ante esta situación, la senadora de Movimiento Ciudadano presentó una iniciativa que reforma diversas leyes para incentivar que se procure en todo momento los principios de imparcialidad e igualdad de oportunidades y no discriminación, en los procesos de reclutamiento y selección de personal.

En tribuna, la legisladora explicó que su proyecto, que reforma y adiciona diversas disposiciones de la Ley Federal del Trabajo, de la Ley Federal para Prevenir y Erradicar la Discriminación y de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, al que denominó “CV Justo”, introduce la figura de “persona buscadora de trabajo” en la legislación, a efecto de garantizar el derecho a la certeza jurídica de las personas que se encuentren en esta situación.

Por medio de la introducción de esta figura a la legislación del trabajo, dijo, se dota al ordenamiento de un concepto específico, como base para los correspondientes recursos de queja tramitados ante la autoridad competente, así como para el diseño de las respectivas medidas de nivelación y políticas públicas de fomento al empleo, en favor de grupos poblacionales en constante situación de discriminación.

“La presente iniciativa propone que sea el Consejo Nacional para Prevenir y Erradicar la Discriminación el órgano público competente para resolver las controversias derivadas de actos discriminatorios por reclutadores, durante los procesos de reclutamiento y selección de personal, a través del recurso de queja contemplado en su ley reglamentaria”.

Entre otros puntos, planteó que la Secretaría de Trabajo y Previsión Social, en coordinación con el Consejo Nacional para Prevenir y Erradicar la Discriminación, elaborará modelos de solicitudes de empleo y de hojas de vida o currículum vitae, los cuales deberán ser la base de aquellas que requieran las entidades reclutadoras para acceder al proceso de reclutamiento y selección de personal.

Estos modelos, agregó, deberán ser accesibles y gratuitos para todas las personas buscadoras de trabajo.

También propuso que, dentro de los procedimientos de reclutamiento y selección de personal, no podrá solicitarse información distinta a aquella que resulte necesaria y que mantenga un vínculo directo para evaluar las experiencias y aptitudes de la persona buscadora de trabajo, así como su capacidad para desempeñar el puesto ofrecido.

“Finalmente, establecemos mecanismos para la evaluación periódica de estas medidas, para que, a través de inspecciones aleatorias, la Secretaría del Trabajo haga un modelo de currículo”, indicó.

El proyecto se turnó a las Comisiones del Trabajo y Previsión Social y de Estudios Legislativos para su análisis y dictamen correspondiente.