La Cámara de Diputados presentó, vía digital, la conferencia magistral “La gestión del conocimiento en el sector público contemporáneo”, impartida por el doctor en filosofía política, Luis Fernando Aguilar Villanueva, como parte de las acciones encaminadas a la profesionalización del Servicio de Carrera.

Profesionalización genera leyes de mayor calidad

León Aceves Díaz de León, director general de la Unidad de Capacitación y Formación Permanente de la Cámara de Diputados, destacó la importancia de esta plática, cuyo propósito es apoyar las funciones constitucionales de legisladoras y legisladores en la generación de leyes de mayor calidad y utilidad social.

Apuntó que la LXIV Legislatura decidió retomar e impulsar el Servicio de Carrera como una política para profesionalizar a las y los servidores públicos, a fin de coadyuvar al fortalecimiento del Poder Legislativo, a través de la Cámara de Diputados.

Con ello, afirmó, se beneficia al régimen democrático porque las políticas de profesionalización abonan al incremento de la efectivad de los poderes públicos.

Indicó que, en casi dos años, 64 servidores públicos han ingresado al Servicio de Carrera, desempeñándose en doce áreas de la Cámara.

Destacó que la Secretaría General y la Unidad de Capacitación y Formación Permanente, responsables del diseño y operación de los procesos del Servicio de Carrera, buscan que la Cámara de Diputados tenga personal altamente calificado, a fin de dar apoyo técnico a los distintos órganos internos, así como a legisladoras y legisladores.

La pandemia demostró la magnitud potencial de giros inesperados y complejos de las realidades sociales que exigen, más que nunca, gobiernos con capacidad adaptativa para innovar y dar respuestas a las necesidades de la población, subrayó.

Sumar los conocimientos del personal y no ignorarlos

José Gildardo López Tijerina, encargado de la Dirección General del Centro de Estudios para el Desarrollo Rural Sustentable y la Soberanía Alimentaria (CEDRSSA), subrayó la importancia de la innovación en la función pública, a fin de que se sumen los conocimientos del personal y no los ignore, sino adaptarlos para lograr eficacia.

Estos factores, aseveró, deben considerarse en la prestación de los servicios públicos, a través de la designación del presupuesto con base en resultados, rendición de cuentas y transparencia.

La técnica y matriz de resultados son nuevas herramientas que avanzan en las diversas áreas de la administración pública. Tienen el propósito de que los gobiernos sean eficaces y no solamente legítimos por un proceso electoral, porque “no toda legitimidad es igual a eficacia”, consideró.

Otro factor vital para la innovación es el fenómeno globalizador que impone nuevas estrategias no únicamente para la administración pública, sino en las actividades privadas y de la sociedad, agregó.

Conferencia magistral

Luis Fernando Aguilar Villanueva, doctor en filosofía política por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, Italia, indicó que el propósito de la conferencia es ofrecer el panorama de lo que actualmente se llama gestión del conocimiento, con el objetivo de que los funcionarios lo consideren y sean altamente productivos, observantes y responsables.

Enfatizó que el conocimiento y su gestión en el sector público se ha expandido, basado en tres factores. El primero, el reclamo mundial y nacional hacia democracias efectivas, gobiernos democráticos que no sean únicamente legítimos, sino efectivos, y “una democracia de resultados y no sólo de valores”, es decir, que logre la efectividad.

“Es mundial el reclamo de una administración pública profesional fuera de la politización partidista, con sentido de objetividad, veracidad y responsabilidad en la aplicación del conocimiento”, destacó.

Señaló que a la ciudadanía interesan gobiernos ejecutivos que den resultados en la democracia, de efectiva gobernanza, más allá del proceso electoral, lo cual es fundamental para que la política pública se base en la evidencia, en datos, cálculo de efectos y costos, así como en la evaluación del desempeño, resultados e impactos reflejados en una presupuestación de la gestión por resultados.

Los gobiernos deben aspirar a tener una respuesta rápida e inmediata a las demandas de la población. “Un gobierno inteligente es posible porque hay una generalización del sistema de información y comunicación; éste es el futuro de la administración pública y de los gobiernos con capacidad de respuesta en tiempo real”, aseveró.

El segundo factor es la innovación, porque varios gobiernos no son efectivos debido a que su normatividad, estilos de dirección, políticas públicas, organizaciones y programas son viejos y obsoletos, sin conexión con la ciudadanía; requieren ser transformados desde su marco regulatorio hasta la prestación de servicios, apuntó.

Mencionó que el tercero factor se refiere a que la legislación y administración pública ocurren en una sociedad y en una economía discontinua con el pasado, denominada “economía del conocimiento y sociedad del conocimiento”, que opera a través de la digitalización de procesos productivos, comerciales, administrativos y de servicios.

El tema del conocimiento y su gestión es una tendencia impulsada por estar en una sociedad del conocimiento tecnológicamente sustentada en procesos de digitalización acelerada y generalizada, que ha tomado interés no sólo teórico, sino político y cívico.

La responsabilidad es renovar lo que no sirve para definir los problemas y calcular la operación de las políticas públicas, evaluar su gestión e impacto, es decir, “la presupuestación de gestión con resultados”, destacó.

Artículo anteriorINAI emite 10 recomendaciones para proteger datos personales al comprar por internet
Artículo siguienteCon trabajo interinstitucional, PEP y Conase detienen a tres personas y aseguran armas de fuego