Hoy más que nunca el TEPJF está firme, fuerte y unido para estar a la altura de los retos del proceso electoral: magistrada presidenta Mónica Soto Fregoso

Finanzas
  • Está preparado para recibir todas las impugnaciones de esta última etapa del proceso electoral y la posterior a la jornada comicial, dijo en el Informe de labores de la Sala Regional Guadalajara
  • El 97 % de sentencias de esta Sala se aprobaron por unanimidad de votos y el 98.90 % de las resoluciones emitidas fueron confirmadas por Sala Superior

De cara al inicio del periodo de campañas del proceso electoral en México, el 1 de marzo próximo, la magistrada presidenta del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Mónica Aralí Soto Fregoso, señaló que hoy más que nunca esta autoridad jurisdiccional está firme, fuerte, unida e integrada para estar a la altura de los retos que se presenten.

“Que no quepa la menor duda: el Tribunal Electoral está listo y preparado para recibir todos los medios de impugnación que se presentarán con motivo de esta última etapa del proceso electoral y posterior a la jornada comicial”, indicó en la sesión solemne con motivo del Informe anual de labores 2022-2023, presentado por el magistrado presidente de la Sala Regional Guadalajara, Sergio Guerrero Olvera.

En compañía del magistrado de la Sala Superior, Felipe de la Mata Pizaña, las magistraturas de la Sala Regional Guadalajara, así como de las magistraturas de salas regionales y consejerías de las entidades de la Primera Circunscripción Plurinominal presentes, la magistrada presidenta Soto Fregoso señaló que el TEPJF no define elecciones, pero sí “protege y garantiza las elecciones que definen las ciudadanas y los ciudadanos”.

Soto Fregoso destacó que la independencia y autonomía del máximo órgano jurisdiccional en materia electoral están plenamente blindadas y dijo que el único compromiso de la institución es con la Constitución y con la defensa de los derechos político-electorales de las mexicanas y los mexicanos.

Recordó que el TEPJF reconoce y defiende la transparencia, y muestra de ello —detalló— es el informe de labores que este día rindió la Sala Regional Guadalajara.

En este sentido, el magistrado presidente de la Sala Regional Guadalajara, Sergio Guerrero Olvera, durante la presentación del informe anual de labores, delineó las actividades, logros y compromisos cumplidos entre el 1 de noviembre de 2022 y el 31 de octubre de 2023.

Se dijo orgulloso del trabajo de los institutos y los tribunales de la circunscripción, al brindar certeza y seguridad jurídica en el quehacer democrático del país, y prueba de ello —destacó— es que “más del 80 por ciento de sus resoluciones no son impugnadas”, lo que da muestras de una justicia confiable y de la funcionalidad del sistema nacional de justicia electoral.

Resaltó que el 97 % de sentencias se aprobaron por unanimidad de votos, y aclaró que “la unanimidad no es una meta en sí misma, pero refleja una misión común: resolver con las mejores razones con base en la inteligencia colectiva”.

Guerrero Olvera comentó que “la prontitud es una virtud de la justicia” y, en ese sentido, la Sala Guadalajara “mantiene un promedio general de resolución por debajo de los 14 días naturales, que se traduce en una oportuna administración de justicia. Esto significa que no existe rezago”.

Además, del 100 % de las resoluciones emitidas en el periodo del Informe, el 98.90 % se confirmó por Sala Superior; es decir, el índice de revocación de sentencias impugnadas fue del 1.09 %.

Señaló que la Sala Regional Guadalajara está preparada para resolver los asuntos derivados del proceso electoral en curso y no les preocupa la carga de trabajo ni la posible dificultad de los planteamientos, “nos ocupa hacerlo con profesionalismo, lealtad al derecho y respeto a los derechos fundamentales”.

Finalmente, Sergio Guerrero Olvera se sumó al llamado de la magistrada presidenta, Mónica Soto Fregoso, a fin de “impartir una justicia electoral que siga siendo ejemplo a nivel mundial, promotora de derechos humanos y respetuosa de los principios constitucionales y convencionales que hacen que la democracia siga siendo funcional”.