El secretario General de Gobierno, Adrián Alanís Quiñones encabezó el homenaje a las mujeres y los hombres ilustres de Durango en la Rotonda erigida en el Panteón de Oriente, donde se hizo un reconocimiento a su legado, acompañado del secretario del Trabajo, Israel Soto Peña, además de otras autoridades civiles y militares.

El cronista de la ciudad, Javier Guerrero Romero, hizo un recuento de la historia de este recinto, así como de quienes descansan en él, desde los independistas que acompañaron a Miguel Hidalgo y Costilla, o los liberales que lucharon junto con Benito Juárez en la Reforma, y los generales que participación en la Revolución, además de los maestros, músicos, médicos, ingenieros, políticos y militares que con sus acciones destacaron a favor de su patria chica.

Asimismo, en este monumento erigido para perpetuar la memoria de quienes dieron lustre a este rincón de la patria en la Independencia, en la Reforma y en la Revolución, el líder social Pedro Ávila Nevárez, dirigente del Frente Cívico Revolucionario “Adolfo López Mateos”, destacó en su mensaje que en Durango no caben los colores partidistas, por lo que reiteró su apoyo al gobernador del Estado, José Rosas Aispuro Torres, en la lucha por el progreso de Durango, y que nuestra tierra tome el lugar que le corresponde, con el ejemplo de los hombres y las mujeres ilustres de Durango.

Dijo que fueron personas valiosas que dejaron un legado a través de sus aportaciones en la lucha armada, en la búsqueda de la justicia, en la ciencia, en la educación o el arte, en bien del pueblo duranguense.

“Nos demostraron que una persona valiosa es aquella que sirve a los demás, que busca una vida mejor, que nos permita ser mejores seres humanos, nos enseñaron que hay que luchar y perseverar por lo que se quiere sin dejar de lado al pueblo”, enfatizó Ávila Nevárez.

Posteriormente, se depositaron ofrendas florales por parte de las autoridades y se montó una guardia de honor.